Caminar y estar en Forma

Deja un comentario

caminarCaminar es uno de los mejores, sino el mejor ejercicio que podemos hacer. Es sano, aporta muchos beneficios y es económico.

Es necesario caminar cada día. Lo ideal sería una hora diaria de paseo, sin correr pero tampoco muy despacio. Caminar despacio cansa mucho más que hacerlo a un buen ritmo pero sin fatigarse.

Para los que viven en el campo o cerca de la playa, los paseos por el bosque o a la orilla del mar son además de beneficiosos, un regalo. Para los que vivimos en grandes ciudades es conveniente que demos paseos por zonas en las que caminar no sea un continuo salvar obstáculos: busquemos avenidas, calles con aceras anchas y si es posible un parque. Cuando más lejos de los coches mejor.

¿Qué beneficios aporta caminar?

  • Combate el sobrepeso. Reduce los depósitos de ácidos grasos y moldea la figura.
  • Regula los niveles de azúcar en sangre. Cuanto más se camina, menos riesgo de padecer diabetes tipo 2 se corre.
  • Es un buen tonificante.
  • Aumenta la densidad ósea, con lo cual previene la osteoporosis.
  • Activa la circulación sanguínea y reduce la hipertensión.
  • Ayuda a hacer mejores digestiones, así como combate el estreñimiento.
  • Reduce el colesterol.
  • Favorece el sueño nocturno. Ayuda a relajarse y un poco de cansancio ayuda a dormir mejor.

Que debo hacer para tener una vida sana

1 comentario

vida-saludableA continuación te voy a dar una lista de 12 Tips o consejos de salud que son necesarios para mejorar tus hábitos de vida. No es aconsejable que trates de hacerlos todos a la vez, así que escoge 3 de los 12 Tips, e incorpóralos en tu vida durante los 4 siguientes días. Cuando te sientas cómodo con estos 3 Tips, escoge 3 más. Cuando te habitúe a los 12 Tips, entonces después de aproximadamente dos semanas es cuando empezarás a sentir una mejor salud y calidad de vida.

 Tips para mejorar tu estado físico

  1. Haz “sentadillas”. Cada vez que recojas algún objeto del suelo, en vez de doblar la espalda, mantenla recta y dobla las rodillas. Este movimiento te obligará a fortalecer los músculos de las piernas.
  2. Cuando estés manejando tu auto y pares en una luz roja, aprieta y suelte la mayor cantidad de veces los  músculos de tu trasero (no te preocupes que nadie se dará cuenta, te lo aseguro). Endurecerás tus piernas y nalgas además de mejorar la circulación.
  3. Si estás haciendo cola, aprovecha y levanta una pierna media pulgada del piso. Al caer el peso en la otra pierna harás que los músculos del tobillo, pantorrilla, pierna y nalga se fortalezcan. Cambia de pierna cada dos minutos. 

 Tips para mejorar la alimentación

  1. Compra productos frescos en vez de procesados. También puedes adquirir en menor cantidad productos enlatados o congelados.
  2. Elimina de tus compras alimentos hechos con jarabe de maíz que contienen muchas calorías y poco valor nutritivo, edulcorantes que muchos dicen que son incluso peor que el azúcar.
  3. Comienza cada comida con una ensalada de verduras. Reducirás tu ansiedad por consumir comidas de alto contenido calórico además que ya de por sí incluyes tu ración de vegetales diarios.

 Tips para mejorar el sueño

  1. Rocía un poquito de agua de lavanda sobre tu almohada recién lavada. Está probado que esta esencia  promueve el relajamiento lo cual conlleva a un mejor sueño.
  2. Compra una nueva almohada. Estudios realizados muestran que una almohada con una hendidura en el centro puede mejorar la calidad del sueño y reducir el dolor de cuello. Prueba también con una “almohada fría”, que contenga fibras naturales o una combinación de sulfato de sodio y fibras de cerámica que ayudan a mantener la cabeza fría.
  3. Come un puñado de nueces antes de acostarte. Las nueces contienen fibra y ácidos grasos esenciales, junto con el aminoácido triptófano – un inductor del sueño natural.

 Tips para controlar el Stress

  1. Dale a tu pareja un abrazo antes que se vaya a trabajar. Este simple acto puede mantenerte calmado durante los momentos tensos del día.
  2. Si siente ganas de llorar, ¡hazlo con ganas! Mejorarás el sistema inmunológico, reducirás los niveles de hormonas de estrés, y eliminarás la depresión, y te ayudará a pensar más claramente.
  3. Dos veces al día, respira profundamente durante tres a cinco minutos.

 Con estos Tips y consejos de salud espero que te conviertas dueño de tus hábitos, sepas cómo llevar una vida saludable y logres el control de tu salud tanto física como mental. 

Tips para Adelgazar los Brazos

Deja un comentario

Un problema que muchas mujeres tienen y aquí les doy las posibles soluciones, espero que les ayude.

Ejercicios034Uno no puede mantener  una conversación sobre “ser gordo” sin tocar el tema crucial de los brazos flácidos. Seamos realistas, no hay nada que podamos hacer una vez que nuestros procesos corporales normales comienzan a girar depositando continuamente las células de grasa en los brazos dando como resultado esa flacidez antiestética brincando con cada movimiento o esos rollitos en los brazos de forma gelatinosa. Es por eso que muchas personas ven la manera de perder grasa de los brazos y la forma más normal es el deporte. Actualmente, el problema específicamente es que los métodos más eficaces para la pérdida de peso en esta área requieren de bajar de peso de forma total. No hay ninguna fórmula tal que le permitiría a uno mantener el resto de su peso corporal y centrarse sólo en cómo perder grasa del brazo.

Así, una rutina de ejercicio de la dieta más sana tiene que adoptarse completamente, para cumplir los resultados de pérdida de peso de los brazos de forma rápida. Sin embargo, esto no significa que no hay ejercicios ni consejos que pueden ayudar a tratar el exceso de  grasa en los brazos. Considerando que el exceso de peso en esta área también puede ser indicativo de posibles complicaciones graves como insuficiencia cardíaca, accidente cerebro vascular, además trastornos del sueño y ansiedad, poner suficiente tenacidad para bajar de peso de los brazos debe ser un objetivo digno, que cada persona con sobrepeso debe aprender a tomar en serio.

Aquí hay algunos consejos que ayudarán a los entusiastas en perder peso en la zona de los brazos, de forma que puedan ocuparse en sus áreas problemáticas y deseando que dentro de poco puedan librarse de esa grasa alojada en los brazos.

  1. Un ejercicio de “adelgazar los brazos” característico incluye llevar a cabo suficientes movimientos de mano para robustecer los músculos en diversas áreas del brazo. Puede girar el brazo hacia la derecha y a la izquierda, de forma leve, haciendo varias repeticiones.
  2. Las flexiones o “lagartijas” son bastante buenas para rebajar la grasa de los brazos, puedes realizarlas apoyando tus rodillas sobre el suelo, o manteniendo tu columna recta, apoyándote solo con las puntas de los pies y las palmas de las manos.
  3. Agregar un algo de carga a tus ejercicios viene bastante bien, puede emplear unas mancuernillas o bien cualquier objeto de forma cilíndrica con poco peso, sujétalas y sube hasta arriba un brazo y posteriormente bájalo flexionando los brazos a la altitud de tus hombros, hazlo con cada brazo uno a la vez, puedes duplicar este ejercicio varias veces.
  4. Entrenamiento cardiovascular es uno de los medios más eficaces para quemar calorías. Un buen paseo por al menos 30 minutos al día o aun mejor, saliendo por unos 3 a 5 kilómetros es suficiente para mantener su carga metabólica de forma que su organismo continuamente quema grasa y calorías a lo largo del día.
  5. Ponte de pie con las piernas poco separadas. Flexiona levemente tus brazos y ubícalos a la altitud de tus caderas. Una vez hecho esto levanta los brazos a la altura de tus hombros y vuelve a tu sitio de inicio. Repítelo todas las veces que quieras. 

El consejo más decisivo de todos es que debes mantenerte tenaz realizando estos ejercicios de forma diaria, con llevar a cabo esto un par de días jamás verás cambio alguno, no obstante si lo realizas al menos tres semanas verás la diferencia, posteriormente podrás ir incrementando las repeticiones o añadir peso a tus rutinas. La persistencia es la clave del éxito, un paso hacia adelante no es gran cosa, junta mil pasos y verás hasta adonde puedes llegar.

El Deporte y el Trabajo

Deja un comentario

Espero que estén de acuerdo de incluir algún tipo de deporte y que esto mejora la actividad en el trabajo, que esperamos elijamos alguno que nos guste y veremos cómo mejoramos en nuestra actividad laboral. 

EjercicioQue el deporte y su práctica es bueno para la salud todos lo sabemos. Siempre estamos haciendo hincapié en la necesidad de hacer deporte para mejorar nuestra salud y conseguir así un organismo que funcione mucho mejor. Pero en lo que no solemos caer es en la importancia que la práctica deportiva tiene en otros aspectos de la vida como por ejemplo el trabajo. Practicar deporte conlleva una serie de beneficios para mejorar nuestra actitud en el trabajo.
Muchas veces en el entorno laboral nos sentimos disgustados, apáticos y faltos de ganas para afrontar las obligaciones cotidianas. Por ello es necesario que pongamos cartas en el asunto y analicemos los motivos que nos llevan a esto. La falta de motivación y de energía para afrontar la jornada, unido a la falta de sueño que en muchas veces es un inconveniente cuando comenzamos nuestra jornada es algo que se puede remediar a través del deporte.

Mejoras externas
La práctica deportiva nos ayuda a mejorar notablemente nuestra forma física a todos los niveles. De manera exterior nos brinda un aspecto más sano y estilizado, lo que nos aporta más autoestima que a la hora de afrontar nuestro cargo en cualquier trabajo nos vendrá muy bien, pues seremos capaces de defender nuestra postura y con ello desempeñar mejor nuestras obligaciones haciéndonos respetar y caminando con paso firme.

Mejoras internas
A nivel interno los beneficios del ejercicio son muy sorprendentes, ya que nos ayudará a mejorar la circulación sanguínea además de mejorar la respiración. Este hecho hará que nuestra mente se mantenga más lúcida debido al riego sanguíneo que recibirá nuestro cerebro, y a la cantidad de oxígeno que mejorará el rendimiento celular a todos los niveles. Esto hará que en el trabajo nos mostremos mucho más despiertos y atentos.

Fuera tensiones
Practicar deporte es también una buena manera de mejorar nuestro estado de ánimo, ya que su ejecución nos ayudará a eliminar tensiones y acabar con el estrés producido en los entornos laborales. La sensación de relax que nos brinda, unida a la segregación de endorfinas por parte de nuestro cuerpo nos hará mostrarnos con un mejor talante y una predisposición mucho mejor a la actividad laboral que nos toca desempeñar a diario.

Mejoras en el descanso
En lo que a descanso se refiere el deporte jugará una importante baza, y es que su práctica después del trabajo nos ayudará a acudir a casa más cansados y listos para conciliar el sueño mucho antes y de manera más profunda. Esto nos repercutirá a la hora de mostrarnos más despiertos en el día a día y con los sentidos listos para procesar todos los impulsos que les llegan del exterior. Esta situación afectará directamente en nuestra predisposición ante el trabajo.

Más despiertos y dispuestos
Si por el contrario acudimos a practicar deporte al mediodía, en la pausa de la comida, o antes de ir a trabajar, la actividad nos ayudará a mantenernos más activos a lo largo de la jornada, evitando momentos de bajón o de falta de atención en el trabajo. Al mantenernos más activos conseguiremos unos mejores resultados generales que se reflejarán y nos harán sentirnos aún de mejor humor.

El Sueño

Deja un comentario

Con este Post deseo explicar la complejidad del Sueño y su influencia en nuestra vida cotidiana, espero sus comentarios y que el articulo sea de mucha ayuda.

Alimento

¿Qué función tiene el sueño?
El sueño es esencial para la vida y es la base de numerosas funciones fisiológicas y psicológicas, como la reparación de los tejidos, el crecimiento, la consolidación de la memoria y el aprendizaje. Aunque no todas las personas adultas necesitan el mismo número de horas de sueño, los expertos consideran que dormir menos de 7 horas por noche de forma continuada puede tener consecuencias negativas para el organismo y el cerebro.

El sueño y el metabolismo
Al examinar la relación existente entre el sueño y el metabolismo, es difícil determinar si ciertas circunstancias metabólicas conducen al sueño, o si es la calidad y duración del mismo lo que impulsa el metabolismo. Por ejemplo, los períodos más prolongados de sueño profundo se observan en personas físicamente activas y en aquéllas con una glándula tiroides hiperactiva; ambos casos están asociados con metabolismos más rápidos. Por el contrario, las personas con una glándula tiroides hipoactiva y, como consecuencia, un metabolismo más lento, suelen disfrutar de menos horas de sueño profundo.
Inversamente, la privación de sueño está relacionada con diversos cambios adversos de la actividad metabólica: aumentan los niveles de cortisol (una hormona implicada en la respuesta al estrés) en sangre, la respuesta inmune se ve afectada, disminuye la capacidad del organismo de procesar glucosa y el control del apetito se altera. Este tipo de cambios, pueden observarse en personas cuyo patrón de sueño está trastornado debido, por ejemplo, al cuidado de un bebé o a una enfermedad. El resultado final es que el funcionamiento normal del cuerpo se ve perturbado por la falta de sueño, y esto se repercute en ciertas consecuencias metabólicas.

¿Influye la falta de sueño en la salud?
Los estudios epidemiológicos y de laboratorio realizados indican que la falta de sueño puede desempeñar un papel en el aumento de la prevalencia de la diabetes y la obesidad. La relación entre la restricción del sueño, la ganancia de peso y el riesgo de padecer diabetes podría derivar de alteraciones en el metabolismo de la glucosa, un aumento del apetito y una disminución del gasto energético.

El sueño y el metabolismo de la glucosa
Los períodos reducidos de sueño están asociados con una menor tolerancia a la glucosa y una mayor concentración de cortisol en sangre. La tolerancia a la glucosa es un término que describe el modo en que el organismo controla la disponibilidad de la glucosa presente en la sangre para los tejidos y el cerebro. En períodos de ayuno, el elevado nivel de glucosa y de insulina de la sangre indica que la administración de glucosa realizada por el cuerpo es inadecuada. Existen pruebas que demuestran que la baja tolerancia a la glucosa es un factor de riesgo para la diabetes de tipo 2. Los estudios sugieren que la restricción de sueño a largo plazo (menos de 6,5 horas por noche) puede reducir la tolerancia a la glucosa en un 40%.

Aumento del apetito
En un estudio realizado en grandes poblaciones se ha observado una relación entre una corta duración habitual del sueño y el aumento del índice de masa corporal (IMC). Una duración reducida del sueño se asoció a cambios en las hormonas que controlan el hambre; por ejemplo, los niveles de leptina (reductora del apetito) eran bajos, mientras que los niveles de grelina (estimulante del apetito) eran altos. Los efectos se observaron cuando la duración del sueño era inferior a 8 horas. Esta constatación sugiere que la privación de sueño es un factor de riesgo de padecer obesidad. En un estudio controlado realizado en una población masculina y sana, se descubrió que una media de 4 horas de sueño se asociaba a un deseo significativamente mayor de alimentos calóricos con un contenido elevado de carbohidratos (alimentos dulces, salados y ricos en fécula). Los sujetos también manifestaron tener más hambre.

Hay también que tener en cuenta que cuantas menos horas se duerme, más tiempo hay para comer y beber. Existen estudios que demuestran que éste es un factor que contribuye a los aspectos obesogénicos de la reducción del número de horas de sueño.

Menor gasto de energía
En el otro extremo de la ecuación energética, las personas con falta de sueño tienen menor probabilidad de ser físicamente activas, lo que deriva en un menor gasto de energía.
Si al aumento del apetito y el deseo de comer, se une la reducción de la actividad, se hace evidente el importante papel que el sueño puede jugar en la gestión del peso corporal.

El círculo vicioso de los trastornos del sueño y la obesidad
La apnea del sueño es un trastorno que afecta aproximadamente al 24% de los hombres y al 9% de las mujeres. Se caracteriza por la interrupción momentánea de la respiración durante el sueño, lo que ocasiona un sueño de peor calidad y fatiga durante el día. Existe una estrecha relación entre este problema y la obesidad. Varios estudios han comprobado que las personas con apnea del sueño presentan patrones anormales de sueño que pueden acentuar los trastornos metabólicos asociados con la privación de sueño como, por ejemplo, el aumento del hambre. Es decir, que la apnea del sueño causada por la obesidad podría a su vez influir en el apetito y el gasto energético, favoreciendo la obesidad.

El Insomnio

2 comentarios

Cuantos nos identificamos con esta foto, aqui algunas soluciones  naturales que nos pueden ayudar, espero que les ayude este post.

Puedes incluir en tu dieta diaria, comidas que te ayuden a descansar por las noches y evitar algunos alimentos que tienden a impedir el conciliar el sueño.

Tener problemas para dormir no provoca inconvenientes solamente por las noches, las personas que lo padecen sufren además somnolencia durante el día, malhumor y falta de energía, te acerco algunas opciones para resolver el trastorno sin generar dependencia.

Una persona que padece de insomnio, tiene dificultades durante la noche tratando de conciliar el sueño, pero además manifiesta las consecuencias de esa falta de descanso durante el día, padece embotamiento matinal; falta de coordinación en la generación de ideas, planificación, cálculos; malhumor; cansancio, fatiga y aletargamiento fuera del horario de dormir.

Los factores que pueden desencadenar el insomnio van desde la toma de algunos medicamentos que generan estado de alerta (anfetaminas, simpaticomiméticos, cafeína, etc.), hasta causas vinculadas con estrés, exceso de alimentación nocturna, abuso de sedantes, cambios de meridianos (principalmente en viajes), ataques de pánico, trastornos de ansiedad generalizada y depresión.

Para poder paliar este problema, se puede recurrir a medicamentos que producen tolerancia y dependencia, requiriéndose mayores dosis con el correr del tiempo para poder cumplir con el efecto, o causando un mayor perjuicio, se le adicionan otros fármacos hipnóticos, que constituyen los llamados “cócteles hipnóticos”.

Las opciones naturales contra el insomnio no causan adicción ni dependencia. Tampoco alteran los reflejos, no originan embotamiento matinal, no alteran la función hepática, y la persona puede interrumpirlos cuando lo desee.

Entre las alternativas naturales se encuentran las drogas vegetales que tienen afinidad por receptores GABA-A, son plantas medicinales que se van a unir a los mismos receptores que hay para los ansiolíticos o sedantes, pero sin causar los efectos adversos de estos.

Podemos mencionar dentro de este grupo a la valeriana, el lúpulo, el naranjo amargo, la melisa, la pasionaria y la kava. Todas estas son plantas medicinales con gran cantidad de trabajos al respecto e incluso, muchas de ellas, pueden mezclarse entre sí para sinergizar efectos.

Se recomienda beber bebidas de las infusiones y tisanas relajantes, donde se destaca la infusión de la valeriana, de tilo y de hierbaluisa.

Otras propuestas naturales se encuentran en los alimentos, la lechuga, cuyo “cabito” (el tronquito más duro que precede a la hoja) es una rica fuente de diazepam natural (la droga del Valium). Lo mismo que el estragón y los tubérculos no maduros de la papa son fuentes de delorazepam (droga ansiolítica), la llamada Hierba de San Juan, contiene melatonina, hormona natural que regula los ciclos alterados del sueño.

Se trata de extractos secos de las plantas, que pueden encontrarse en presentaciones de comprimidos, grageas o cápsulas. La dosis recomendada debe estar a cargo del profesional tratante, de acuerdo a la severidad del cuadro de la persona que padece de insomnio.

Existen alimentos que debemos evitar consumir antes de irnos a dormir, y consumirlos de mañana tales como la naranja y el kiwi (ricos en Vitamina C), carnes rojas y embutidos, infusiones como té o café, debido a que son ricos en un aminoácido llamado tiroxina que interviene en la síntesis de catecolaminas que nos alertan y están aumentadas durante la vigilia.