Los Germinados y nuestra Alimentación

Deja un comentario

Los germinados son brotes de cereales, legumbres, verduras y hortalizas, que germinan en condiciones particulares y su consumo constituye un excelente alimento.
Son muchas las semillas que se usan para los alimentos germinados: alfalfa, garbanzos, lentejas, soya verde, trigo, girasol, calabaza, sésamo, arroz, avena…

Importancia de los brotes y germinados

  • Son ricos en enzimas, vitaminas, minerales y aminoácidos, y en proteínas de alto valor biológico.
  • Los germinados favorecen el metabolismo y regeneran la flora intestinal.
  • Ayudan a depurar el organismo.
  • Ayudan a retardar los procesos de envejecimiento.
  • Fortalecen el sistema inmunológico. 
  • Son antioxidantes. 
  • Contrarrestan los efectos del estrés.
  • Mejoran la digestión.
  • Previenen y combaten el estreñimiento. 
  • Buenos para el sistema nervioso.
  • Ayudan abajar el colesterol de la sangre. 
  • Combaten la anemia. 

La mejor forma de comerlos es crudos.

¿Cómo hacer germinados?
Se hará un ejemplo de germinado de trigo. La base es la misma para los demás germinados.

  1. Lave el trigo y sumérjalo en un recipiente con agua por 24 horas.
  2. Después de dicho tiempo, pase en agua limpia. Saque el trigo del agua póngalo en un plato hondo sin agua, tape con un lienzo húmedo delgado, doblado en cuatro.
  3. Cada día se pasará por agua el trigo para humedecerlo, escúrralo y ya escurrido, vuelva a ponerlo en el plato y tape con el lienzo húmedo y limpio.
  4. Cuando se le vea brotar un puntito blanco, significa que empieza a germinar.
  5. Según el clima el trigo puede germinar de uno a tres días. Algunos germinados pueden tardar hasta 6 días en estar listos.
  6. Una vez que salgan hojitas verdes, exponga un rato al sol.
  7. Posteriormente el germinado estará listo.

La Soya y sus Beneficios – 2da. parte

1 comentario

Que alimento Dios nos ha puesto a la mesa, a consumirlo y aprovechar todos sus beneficios para nuestra salud, que esperamos…

soya

¿La soya tiene mal sabor?
En su estado natural la soya tiene un sabor fuerte, sin embargo los procesos actuales de alta tecnología en el procesamiento de la soya han logrado eliminarlo e introduciéndole un sabor agradable y además combinándolo con otros sabores.

¿Cómo se consume la soya?
Existen recetas caseras con soya según el país.  Los restaurantes vegetarianos, por ejemplo, han sabido desarrollar platos nutritivos y agradables utilizando la soya como sustituto de la carne.  Algunas localidades consumen el frijol en ensaladas combinándolas con otros vegetales.  En algunos mercados, se ha logrado desarrollar productos que van desde leche de soya, yogurts, jugos y galletas a base de soya.
Es importante señalar que no es recomendable el consumo de los granos crudos, sino que deben ser previamente cocinados.  El valor nutritivo se mantiene en el producto siempre y cuando sigan un riguroso proceso de elaboración.  Deben ser, por ejemplo, cocinados a una temperatura mayor de 60 grados centígrados.

¿Existen productos a base de soya en el mercado latinoamericano?
Claro.  En algunos países existe una gama mayor que en otros, pero la tendencia es ofrecer productos nutritivos a un número cada vez mayor de consumidores.  La población en nuestra región necesita mejorar su alimentación y la soya junto con su proteína son claves.
Entre los productos que hoy el mundo consume están el aceite de soya, la harina de soya, galletas y hojuelas de soya, el yogurt en base a soya, la leche de soya y el queso de soya, conocido como “tofú”.

¿La leche de soya remplaza a la lecha de vaca?
La leche de soya no remplaza a la leche materna, ni es tampoco un remplazo para la leche de vaca, es más bien un excelente complemento.

¿Quiénes deben consumir soya?
Todos aquellos que deseen llevar una alimentación saludable pueden consumir soya y su proteína.

¿Los niños deberían consumir soya?
Los niños sí pueden consumir soya en alguno de sus subproductos como leche, yogurt o jugos, pero como un complemento alimenticio.  No se debe dejar de lado la leche de vaca, pero con la soya podrá obtener las proteínas complementarias necesarias.

¿Es verdad que la soya y su proteína disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares?
Los últimos estudios realizados en este sentido indican que el consumo adecuado de soya y su proteína sí ayudan a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.  Es más, la FDA de Estados Unidos recomienda consumir 25 gramos de proteína de soya al día para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Las mujeres embarazadas pueden consumir soya?
Sí pueden consumir soya.  Es un complemento perfecto para su dieta, por su aporte nutricional.

El mito del sabor
La soya al natural tiene un sabor característico, que es muy apreciado en muchos países asiáticos ya acostumbrados a él.  Sin embargo, en países latinoamericanos se viene consumiendo soya, proteína de soya y sus derivados combinados con distintos sabores como los de las frutas o incluso se llega a semejar su sabor al de la leche de vaca.
Actualmente, existen diversos procesos por los cuales se mejora el sabor de la soya sin que pierda sus nutrientes y sobretodo, el valor de su proteína.
Ya se pueden encontrar en diversos países de la región productos hechos a base de soya que son muy sabrosos, lo que ayuda a aumentar su consumo, sobre todo en los niños como complemento a una dieta nutritiva.

La Soya y sus Beneficios – 1ra. parte

Deja un comentario

Que alimento Dios nos ha puesto a la mesa, a consumirlo y aprovechar todos sus beneficios para nuestra salud, que esperamos…

soya

¿Cómo es la soya?
La soya es una planta leguminosa, muy semejante a las habas verdes que llega a alcanzar los 80 cm. de altura y las vainas, es decir, donde se producen las semillas- miden entre 4 a 7 cm. de longitud.

Cada vaina contiene cerca de cuatro semillas que albergan el secreto de las bondades de la soya: su proteína, que por su calidad y cantidad, son una de las más recomendables.

¿Por qué se dice que la soya y su proteína son nutritivas?
La proteína de la soya representa un valor nutricional muy importante para una dieta saludable.  Los estudios actuales se están enfocando en rescatar este potencial que representa la proteína de soya y otros elementos nutritivos para el hombre como las isoflavonas que también se encuentran en este alimento.

Cada grano de soya está conformado por un 38% de proteína, 30% de carbohidratos, 18% de lípidos y un 14% de vitaminas y minerales.
Según reportes científicos, el aporte proteico de la soya es superior al de muchas proteínas de origen vegetal.
La soya también es rica en grasas, destacando dos tipos: el linolénico, es decir, el Omega-3 y linoleico conocido como Omega-6.  Ambos son beneficiosos para la salud de los vasos sanguíneos y del corazón.
Se presenta también una mayor cantidad de minerales y vitaminas que en muchas otras leguminosas.  La soya registra importantes niveles de calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, vitaminas E y Complejo B.

¿Es realmente saludable la soya?
Claro que sí.  Ya es indiscutible el beneficio directo de la soya y en especial de su proteína para disminuir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.  Pero muchos otros beneficios ya se han reportado en diversos estudios, que señalan, por ejemplo, que la soya disminuye los síntomas de la menopausia, ayuda a combatir el cáncer de mama por el bloqueo del estrógeno producido por las isoflavonas, ayuda a combatir el cáncer de próstata en el hombre, reduce la pérdida de materia ósea en madres lactantes y en gestación y que, incluso, combate el cáncer de colon.

¿Cuánta soya recomiendan consumir los expertos?
Se puede seguir la recomendación de la FDA (organismo norteamericano para el control de alimentos y medicamentos), que señaló -basándose en los estudios realizados a esta planta y sus componentes- que “25 gramos de proteína de soya al día pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”.

Estudios recientes posteriores a la declaración de salud de la FDA indicarían que incluso con cantidades inferiores a 25 gramos ya se estarían obteniendo los beneficios cardiovasculares aportados por la soya.

¿Dónde se produce soya?
La soya se produce en diversos países.  El principal productor es Estados Unidos con el 38% de la producción mundial.  Sin embargo, dentro de los diez principales proveedores globales de soya, cuatro son latinoamericanos.  Así, Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia representan cerca del 45% de toda la soya producida en el mundo.