Los Germinados y nuestra Alimentación

Deja un comentario

Los germinados son brotes de cereales, legumbres, verduras y hortalizas, que germinan en condiciones particulares y su consumo constituye un excelente alimento.
Son muchas las semillas que se usan para los alimentos germinados: alfalfa, garbanzos, lentejas, soya verde, trigo, girasol, calabaza, sésamo, arroz, avena…

Importancia de los brotes y germinados

  • Son ricos en enzimas, vitaminas, minerales y aminoácidos, y en proteínas de alto valor biológico.
  • Los germinados favorecen el metabolismo y regeneran la flora intestinal.
  • Ayudan a depurar el organismo.
  • Ayudan a retardar los procesos de envejecimiento.
  • Fortalecen el sistema inmunológico. 
  • Son antioxidantes. 
  • Contrarrestan los efectos del estrés.
  • Mejoran la digestión.
  • Previenen y combaten el estreñimiento. 
  • Buenos para el sistema nervioso.
  • Ayudan abajar el colesterol de la sangre. 
  • Combaten la anemia. 

La mejor forma de comerlos es crudos.

¿Cómo hacer germinados?
Se hará un ejemplo de germinado de trigo. La base es la misma para los demás germinados.

  1. Lave el trigo y sumérjalo en un recipiente con agua por 24 horas.
  2. Después de dicho tiempo, pase en agua limpia. Saque el trigo del agua póngalo en un plato hondo sin agua, tape con un lienzo húmedo delgado, doblado en cuatro.
  3. Cada día se pasará por agua el trigo para humedecerlo, escúrralo y ya escurrido, vuelva a ponerlo en el plato y tape con el lienzo húmedo y limpio.
  4. Cuando se le vea brotar un puntito blanco, significa que empieza a germinar.
  5. Según el clima el trigo puede germinar de uno a tres días. Algunos germinados pueden tardar hasta 6 días en estar listos.
  6. Una vez que salgan hojitas verdes, exponga un rato al sol.
  7. Posteriormente el germinado estará listo.

¿Metabolizar Alimentos?

Deja un comentario

metabolizar¿A qué hora se metaboliza mejor cada alimento? Te lo explicamos haciendo un desglose por comidas con el tipo de alimento que tu cuerpo recibe y metaboliza mejor.

  • El momento perfecto para que el cuerpo reciba grasas es el desayuno, ya que al comienzo del día el cuerpo metaboliza mejor los alimentos. De esta manera, aunque siempre hay que mantener una dieta equilibrada, sería el momento de tomar galletas, tostadas, mantequilla o queso, pero siempre controlando lo que tomamos. Si tomamos un buen desayuno podemos llegar a reunir hasta 400 calorías.
  • A la hora de comer lo que mejor metaboliza el cuerpo son las proteínas, por lo tanto la carne, pescado o las legumbres tienen que ser parte fundamental en este momento del día. El aporte calórico de la comida debe rondar las 550.
  • La tarde, a la hora de merendar, es el momento perfecto para que nuestro organismo reciba azúcares. La explicación a esto la encontramos en que nuestro cuerpo segrega mayor cantidad de insulina y, por lo tanto, metaboliza mejor el azúcar. Por lo tanto, es el momento idóneo para consumir dulces, sin sobrepasar las 150 calorías.
  • Por la noche, la cena debe ser  y, además, no debe posponerse hasta muy tarde, pues nuestro cuerpo tardaría más en hacer la digestión. Una buena cena no puede sobrepasar las 350 calorías y hay que olvidarse de platos fuertes que perjudiquen a nuestro cuerpo.

8 Tips para una buena Alimentación

Deja un comentario

alimentacion_saludableUna alimentación correcta debe estar equilibrada en cuanto a lo que se consume y lo que se gasta. Los problemas de obesidad vienen de la mano del consumismo y del sedentarismo, o sea del desequilibrio doble generado de consumir más y gastar menos energía de la recomendable. Atendiendo a estos siguientes grupos de alimentos podemos mejorar nuestra forma de alimentarnos.

Carbohidratos:
Los carbohidratos o hidratos de carbono son absolutamente necesarios, son los que proveen de energía para todos los procesos vitales, desde la respiración celular hasta moverse. Aunque se esté haciendo una dieta muy estricta siempre se debe consumir algo de hidratos de carbono, pero una buena opción es elegir carbohidratos más complejos que requieren de mayor energía para degradarse.
Los polisacáridos como los del arroz y otros granos son mejores que los disacáridos y monosacáridos como los del azúcar, glucosa, etc. Una buena opción son los granos integrales como por ejemplo el arroz integral que posee una cobertura que enlentece la absorción de los glúcidos siendo esto mejor para el páncreas, entre otras cosas.

Lácteos y derivados:
El mejor lácteo es el yogur (es más digestivo por lo tanto provoca menos problemas gástricos) debido a que la lactosa se ha oxidado a ácido láctico. Además, la población de baterías presentes en el yogur suele ser beneficiosa para el normal funcionamiento intestinal. Prefiera un yogur sin azúcar añadido y descremado.

Carnes y legumbres:
Carnes blancas como mínimo 2 veces a la semana y carnes rojas, máximo 2 veces a la semana. Es un buen comienzo para comenzar a sentirse mejor. El exceso de carnes rojas consumidas en ausencia de celulosa (fibra) provoca un enlentecimiento de la digestión y termina complicando el funcionamiento del colon.

Aceites y grasas:
Evite todo tipo de grasa, grasa animal y, sobre todo margarina. También restrinja la manteca y elija varios tipos de aceite que aporten diferentes ácidos grasos insaturados como los de la serie omega. Siempre que sea posible vaya cambiando el origen del aceite vegetal, girasol, maní, maíz, soja, oliva, canola y mezclas de ellos.

Frutas y verduras:
Acostúmbrese a consumir verduras, en sopas y verduras crudas. Un buen criterio para estar bien alimentado es atender que se consuman frutas y verduras de todos los colores posibles, mientras más colores mejor.

Actividad física:
No es necesario ir al gimnasio, basta con subir por la escalera o ir caminando a hacer mandados. Un poco de actividad física cada día le hará sentirse mucho mejor.

Agua:
2 litros de agua por día es necesario, es requisito para estar bien. De ahí, no viene mal tomar más agua, hasta 3 litros. El agua es sumamente necesaria para el funcionamiento gastrointestinal y renal, en realidad, es necesario para todos los procesos metabólicos.

Horarios de alimentación:
No comer a deshora pero tampoco pasar sin comer durante muchas horas. Es necesario que se ingiera algún tipo de alimento, cada 2 o 3 horas y en porciones razonables. Al levantarse, a media mañana, al mediodía y dos ingestas más antes de la cena.

 8 pasos sencillos de llevar a cabo y tener una mejor calidad de vida. Nunca se deben subestimar las señales de nuestro organismo. Siempre, la naturaleza es sabia.