La Apiterapia

Deja un comentario

Las abejas pueden ayudarte a mejorar tu salud. Además de consumir los productos que elaboran, la apiterapia consiste en inocular el veneno de sus aguijones con el objetivo de tratar diversas dolencias.

La apiterapia es una terapia natural que consiste en el empleo de los productos de las abejas –y en especial del veneno que inoculan a través de su aguijón, la apitoxina– para mejorar la salud, y aliviar el dolor y los síntomas de diversas enfermedades (hipertensión, problemas relacionados con el rtitmo cardiaco…).

A pesar de que aún faltan estudios clínicos más estructurados para comprobar todas las posibilidades que ofrece la apiterapia para los seres humanos, se trata ya de una alternativa empleada por muchas personas, e incluso en algunos países de Sudamérica está integrada dentro de su sistema nacional de salud.

Ya eran conocidos, por ejemplo, los beneficios de la miel para mitigar los molestos efectos de los catarros invernales, pero la apiterapia es mucho más que eso. Aunque también utiliza los productos derivados del trabajo de las abejas, su producto estrella es la apitoxina, el veneno que se encuentra en el aguijón de la abeja que, aplicado en dosis muy pequeñas y localizadas, puede ayudar a mejorar el bienestar de las personas, siempre y cuando no sean alérgicas a esta sustancia.

Caminar y estar en Forma

Deja un comentario

caminarCaminar es uno de los mejores, sino el mejor ejercicio que podemos hacer. Es sano, aporta muchos beneficios y es económico.

Es necesario caminar cada día. Lo ideal sería una hora diaria de paseo, sin correr pero tampoco muy despacio. Caminar despacio cansa mucho más que hacerlo a un buen ritmo pero sin fatigarse.

Para los que viven en el campo o cerca de la playa, los paseos por el bosque o a la orilla del mar son además de beneficiosos, un regalo. Para los que vivimos en grandes ciudades es conveniente que demos paseos por zonas en las que caminar no sea un continuo salvar obstáculos: busquemos avenidas, calles con aceras anchas y si es posible un parque. Cuando más lejos de los coches mejor.

¿Qué beneficios aporta caminar?

  • Combate el sobrepeso. Reduce los depósitos de ácidos grasos y moldea la figura.
  • Regula los niveles de azúcar en sangre. Cuanto más se camina, menos riesgo de padecer diabetes tipo 2 se corre.
  • Es un buen tonificante.
  • Aumenta la densidad ósea, con lo cual previene la osteoporosis.
  • Activa la circulación sanguínea y reduce la hipertensión.
  • Ayuda a hacer mejores digestiones, así como combate el estreñimiento.
  • Reduce el colesterol.
  • Favorece el sueño nocturno. Ayuda a relajarse y un poco de cansancio ayuda a dormir mejor.

Drenaje Linfático – 1ra. Parte

Deja un comentario

drenaje-linfaticoCuidar la salud y mejorar nuestro aspecto es posible con el drenaje linfático. Un 2×1 que hacen a este clásico de los centros de belleza uno de los tratamientos estéticos más demandados.

Aunque gran parte de las personas asocian el drenaje linfático a uno de los tratamientos más tradicionales en el mundo de la estética, la verdad es que esta terapia ofrece un amplio abanico de posibilidades para beneficiar también la salud. Una vez más, la salud y la estética pueden ir juntas de la mano.

 ¿Qué es el drenaje linfático?

Es mucho lo que se ha escrito y estudiado acerca del drenaje linfático desde que en 1932 el médico danés Emil Vodder, junto con su esposa, lo desarrollara con el objetivo de tratar de ayudar al organismo a depurarse, eliminando para ello los desechos que él mismo produce. Y es que el sistema linfático, sobre el que se basa este tipo de drenaje –de ahí su nombre–, es una pieza fundamental en el ser humano, ya que funciona como complemento al trabajo realizado por el sistema circulatorio y el inmunológico; se encarga de drenar el plasma sobrante tras los diferentes procesos celulares y, además, actúa como filtro para eliminar cierto tipo de residuos que pueden acabar perjudicando al organismo.

Sin embargo, a diferencia del sistema circulatorio, el linfático no cuenta con una potente bomba como es el corazón para mover por el cuerpo la linfa, por lo que, en ocasiones, una ayuda externa, como el drenaje linfático, es un refuerzo muy importante. Cuando la contracción de los músculos, las contracciones peristálticas y las pulsaciones de ciertas arterias cercanas, no son suficientes para que el sistema linfático funcione correctamente, las manos de un buen profesional o ciertas máquinas preparadas para ello son la mejor ayuda para que la linfa pueda viajar por nuestro cuerpo sin complicaciones.

Tanto por razones médicas como estéticas, desgraciadamente el drenaje linfático no está recomendado para todo el mundo. Aunque, por supuesto, es el médico especialista el que debe determinar cada caso y sus indicaciones, algunas de las contraindicaciones más habituales se refieren a pacientes que atraviesan procesos de cáncer, a los que tienen problemas cardiovasculares severos (infarto de miocardio, angina de pecho, insuficiencia cardiaca, trombosis…), alteraciones de la tensión sanguínea (tanto hipertensión como hipotensión), ciertas enfermedades de la piel, o descompensaciones de la glándula tiroidea.

La Granada

Deja un comentario

granada

La granada es del tamaño de una naranja; tiene una cáscara dura y su color es de un rojo oscuro. Las semillas de un rojo escarlata son la parte comestible de la fruta. Para conocer los secretos de esta fruta, sigue leyendo.

La mayoría de las granadas tienen su sabor en las semillas, las cuales son delicadas, dulces y con cierta acidez. La membrana es la que encierra las semillas y es blanca, esponjosa y con un sabor muy amargo.

Las granadas se identifican por sus enormes beneficios para la salud; de hecho, se ha usado durante siglos en el Medio Oriente, Irán e India y ha sido usado en el tratamiento de inflamaciones, garganta irritada, y reumatismo.

Son ricas en taninos, de ahí el amargor de su piel, que también se utiliza como infusión para luchar contra enfermedades de garganta, cólicos y diarreas. Desde la antigüedad, la corteza y membranas, eran usadas para combatir las lombrices intestinales.

Tiene un alto potencial antioxidante, por lo que es ideal para combatir enfermedades. Varias investigaciones sugieren que el zumo de granada puede contener entre dos y tres veces más capacidad antioxidante que la del té verde o el vino tinto. La granada contiene unas 65 cal./100 gr., es rica en pectina, taninos, antioxidantes, flavonas, fibra, vitaminas E, C, B1, B2, B3, B9, y minerales como fósforo, cobre, hierro, cinc, calcio y muy rica en manganeso y potasio.

La granada es muy astringente y posee efectos favorables para aliviar el asma, la fiebre, la flatulencia, las enfermedades cardiovasculares; también es capaz de evitar la retención de líquidos, los parásitos intestinales, la arteriosclerosis, ayuda a combatir la hipertensión, la anemia ferropénica y el exceso de ácido úrico.

La Piña y Propiedades Medicinales

Deja un comentario

En este post les presento las maravillas de La Piña, sus espectaculares propiedades medicinales y de esa forma aprovecharla al máximo…
Y no se olviden de hacer comentarios para enriquecernos mutuamente. Gracias     

La piña, aparte de ser una fruta deliciosa, tiene algunas propiedades que la convierten en un complemento para la salud del ser humano.
La piña es una fruta tropical, que crece en climas cálidos. Es originaria de Brasil, pero también crece en muchas partes de América del Sur.
Tiene un sabor refrescante, un poco ácido y en algunas ocasiones puede ser muy dulce, por lo que es mayormente utilizada en jugos, ensaladas de frutas y para preparar recetas al horno.
Lo mejor de todo, es que la piña también tiene propiedades beneficiosas para la salud de las personas y debido a su delicioso sabor, no es complicado incluirla en la dieta.
Existen algunas variedades de la piña, pero hay unas que son más cotizadas en el mercado por sus propiedades, generalmente las que son cultivadas en Australia, Sudáfrica y América del Sur.
A continuación se muestran los beneficios de esta fruta, la forma de prepararlas y como debe ser consumida para obtener buenos resultados.

Propiedades
La piña tiene propiedades digestivas, adelgazantes y anticancerígenas; contiene hidratos de carbono, tiene vitamina C, B1, B6 y E, también minerales como el magnesio, yodo, cobre y manganeso, ácido fólico y ácido oxálico, que hace que esta fruta ascienda en el top de las frutas más saludables.

Beneficios
La piña posee una serie de beneficios para la salud, que se detallan a continuación.

  • Puede ayudar a eliminar problemas de retención de líquidos.
  • Reduce el colesterol en la sangre.
  • Ayuda a combatir la anemia.
  • Combate la obesidad, ya que es capaz de reducir los efectos del hambre
  • Sirve para limpiar el organismo, debido a sus propiedades desintoxicantes.
  • Ayuda a subir las defensas del organismo y en la creación de glóbulos rojos y blancos.
  • Combate la hipertensión.
  • Ayuda con la digestión.
  • Puede combatir la artritis.
  • Ayuda a mejorar la circulación y previene problemas cardiovasculares.

Incluir el consumo de piña en la dieta para perder peso, puede contribuir a tener mejores y más rápidos resultados.

Usos
Cuando se han consumido alimentos algo pesados para el organismo, es recomendable tomar jugo de piña, así será más fácil digerirlos y se evitarán los síntomas de la llenura y la acidez.
La dieta de la piña consiste en comer durante un par de días sólo piña y los resultados serán excelentes, puesto que la piña tiene tantos nutrientes, que solo consumiéndola, se puede prescindir de otros alimentos varios días.
La infusión de cáscara de piña es un refresco delicioso, quita la sed y también contribuye con la salud. Se debe poner a cocinar la cáscara de la piña bien limpia sólo hasta que haya votado color, se deja enfriar, se cierne, se endulza y se coloca en el refrigerador. Con esto se habrá utilizado los nutrientes de la cáscara.
Para disminuir la inflamación, ya sea por deporte o lesión, se recomienda comer a diario un par de rodajas de piña.
Comer piña de forma regular puede ayudar a reducir la cantidad de parásitos intestinales que producen los dolores y la diarrea.
Se puede utilizar en recetas como jamón, pollo o pavo horneado, ya que el ácido les da a estas carnes un sabor exótico y gourmet.
Con todas estas bondades, comer piña no solo es una experiencia deliciosa y refrescante, sino que ayuda a mejorar la salud o a mantenerla en buen estado.

La Manzana – Propiedades Medicinales

1 comentario

En este post les presento las maravillas de La Manzana sus espectaculares propiedades medicinales y de esa forma aprovecharla al máximo…
Y no se olviden de hacer comentarios para enriquecernos mutuamente. Gracias

ANTIINFLAMATORIA DEL APARATO DIGESTIVO: En casos de inflamación del estomago, intestinos o de las vías urinarias. (Decocción de unos pedazos de manzana durante 15 minutos en 1 litro de agua. Tomar tres vasos al día) Antiácida: Su contenido en pectinas, así como la influencia de la glicina, que es un antiácido natural la hacen muy adecuada para en casos de acidez estomacal. Basta comer unos trozos de manzana y notaremos un gran alivio, por lo cual su ingesta continuada se convierte en un buen sustituto de otros antiácidos químicos.

 ANTIDIARREICA Y LAXANTE SUAVE: Aunque parezca contradictorio su alto contenido en pectinas la convierten en un buen regulador del aparato del intestino, de manera que se constituye un laxante suave en casos de estreñimiento, especialmente cuando se come a primeras horas de la mañana. Al mismo tiempo el valor absorbente de las pectinas la hacen ideal en casos de colitis, diarrea, gastroenteritis y en todos aquellos casos en que se manifieste una defecación demasiado abundante y blanda.

 DIURÉTICO Y DEPURATIVA: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de obesidad, enfermedades reumáticas. Por su contenido en cistina y arginina, así como el ácido málico, resulta muy adecuada para eliminar las toxinas que se almacenan en el cuerpo y que, además de combatir o impedir las enfermedades anteriormente citadas, son muy adecuadas en afecciones como ácido úrico, gota, y el tratamiento de enfermedades relacionadas con los riñones, como los cálculos o la insuficiencia renal.

 ANTICATARRAL: En caso de bronquios o de tos, así como cuando se tiene el pecho cargado, es muy adecuada esta planta por sus valores expectorantes (Infusión de 15 gr. de flores secas por litro de agua. Tomar tres vasos al día).

ANTICOLESTEROL: La metionina, su alto contenido en fósforo y su riqueza en fibra soluble resultan fundamentales en el control del colesterol.

HIPOTENSORA: El valor vasolilatador de la histidina la convierten en un buen aliado para rebajar la presión sanguínea en casos de hipertensión. (Infusión de una cucharadita de flores y hojas secas por vaso de agua. Dejar reposar 10 minutos y tomar dos vasos al día).

SEDANTE: Por su contenido en fósforo, resulta un alimento con valores sedantes, muy adecuado para tomarlo antes de irse a dormir, con lo cual ayuda a dormir mejor.

 FEBRÍFUGO: Para rebajar la fiebre. (Decocción de 60 gr. por litro de agua durante 15 minutos. Colar y tomar 2 vasos al día).

 ANTITABACO: Una dieta a base solo de manzanas durante todo un día puede ayudar a abandonar el hábito de fumar.

 ANTICANCERÍGENA:Por su contenido en catequinas y quercetina, dos fitoquímicos que protegen contra la acción de los radicales libres y tienen propiedades anticancerígenas muy potentes.

 ENFERMEDAD DE MÉNIÈRE: Las curas de vinagre de manzana con agua ayudan a mejorar esta enfermedad.

Ejercicio Físico para la Salud y la Calidad de Vida

1 comentario

Este post muestra la importancia del ejercicio físico en nuestra vida diaria, estemos alerta…
Y no se olviden de hacer comentarios para enriquecernos mutuamente. Gracias

La actividad física estuvo asociada a la salud de las personas desde tiempos remotos. Los deportistas de la antigua civilización griega, por ejemplo, ocupaban un lugar destacado dentro de la sociedad y se llegaron a endiosar sus hazañas atléticas. A lo largo de la historia se fue relacionando la longevidad de ciertas poblaciones del planeta con estilos de vida activos y adecuada alimentación.
Durante la segunda mitad del siglo XX una multitud de investigaciones ha logrado demostrar científicamente lo que se sospechaba por datos de la observación diaria. Uno de los primeros estudios epidemiológicos fue desarrollado en Inglaterra a principio de la década del 50 por Jeremy Morris, que ejercía su actividad médica entre los empleados públicos de Londres. Observó durante mucho tiempo a los choferes de ómnibus y comparó sus evoluciones médicas con la de los guardas, que vendían los boletos y caminaban permanentemente por el vehículo subiendo y bajando las escaleras. Los choferes, que estaban siempre sentados, tuvieron un 35% más de infartos de miocardio que los guardas. En Estados Unidos, el Dr. Paffenbarger siguió durante más de treinta años la evolución de los alumnos de la Universidad de Harvard y comprobó que aquellos que seguían realizando ejercicios físicos después de su período de estudiante tuvieron una vida más prolongada, con cerca de un 40% menos de infartos que los ex-alumnos sedentarios. La década del 70 fue pródiga en investigaciones sobre los efectos del ejercicio físico en la salud. La Cooper Clinic, de Texas, lideró proyectos de investigación que fueron cambiando los hábitos de millones de personas hacia una vida más activa y promovieron programas de prevención en salud pública donde el ejercicio ocupaba un lugar destacado.
En los últimos años, la atención de los médicos cardiólogos estuvo centrada en un estudio muy importante realizado en EEUU con más de 70 mil enfermeras. Pudo observarse que, después de 8 años, las mujeres que caminaban más de 3 horas semanales tenían 35% menos de enfermedades de las arterias coronarias que sus compañeras sedentarias.
A esta investigación se sumaron recientes publicaciones que demostraron una reducción del 50% en la mortalidad a 12 años entre hombres mayores que realizaban caminatas de 30 o más cuadras por día.
En Argentina, el estudio FRICAS pudo demostrar que el nivel de sedentarismo era mayor entre las personas que habían tenido un infarto de miocardio.
La variedad de estudios que establecieron la asociación íntima entre actividad física y salud cardiovascular llevó a la Asociación Americana del Corazón a declarar al sedentarismo como un factor de riesgo mayor para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
Las enfermedades del corazón y las arterias ocupan un triste primer lugar como causa de mortalidad en el mundo occidental. En su aparición y desarrollo están involucrados múltiples factores de riesgo dentro de los cuales el tabaquismo, las alteraciones del colesterol, la hipertensión arterial, el sedentarismo, la diabetes, el estrés mental y la obesidad ocupan un lugar de relevancia.
El ejercicio físico regular contribuye a combatir todos estos factores y más aún, al actuar directamente sobre el corazón y los vasos sanguíneos, es uno de los elementos más eficaces para prevenir la aparición y la progresión de la enfermedad. En las personas que ya han sufrido una enfermedad cardíaca, se ha comprobado que el ejercicio colabora en el tratamiento, mejorando la calidad y cantidad de años vividos.
Los beneficios del ejercicio físico no están solamente relacionados con la prevención de las enfermedades cardíacas. Los individuos que llevan un estilo de vida más activo se “sienten mejor” y producen en su cuerpo una resistencia superior ante las distintas agresiones que la vida y el paso de los años provocan. Los adultos que conservan una vida activa llegan a edades mayores con mejor predisposición al trabajo y menor dependencia de aquellos que los rodean.
Se han comprobado efectos beneficiosos del ejercicio sobre la conservación de la densidad de los huesos con un alto impacto en la prevención de la osteoporosis. Diferentes dolores articulares y musculares se ven aliviados por sesiones especiales de ejercicios y la vida activa previene la aparición de este tipo de molestias.
Los trastornos venosos de las piernas encuentran en la actividad física una de las más importantes y probadas formas de tratamiento. Las molestias físicas y los problemas estéticos que genera la insuficiencia venosa en miles de mujeres pueden ser prevenidos y tratados con programas adecuados de ejercicios físicos.
Pero no todo termina aquí: existe una relación positiva entre el sistema inmunológico (las defensas del organismo) y la actividad física. Varios estudios epidemiológicos han expuesto la menor prevalencia de diferentes formas de cáncer entre las personas físicamente activas. Experiencias recientes han sugerido que las mujeres que realizan ejercicios físicos en forma regular tendrían menor predisposición a tumores de mama y útero.
La actividad física es una herramienta fundamental en la prevención y el tratamiento de la diabetes. Por otra parte, es un elemento indiscutible en la terapéutica de la hipertensión arterial.