Las Habas como Terapia Alternativa

Deja un comentario

Favas no brancoLas habas pertenecen a la familia de las leguminosas y a la subfamilia de las fabáceas, fue consumida en el Antiguo Egipto, Grecia y Roma. Las habas son fáciles de cultivar y muy prolíficas. Se comen tanto las habas como las vainas.

Es una planta que puede alcanzar 1,5 m. Las hojas son alternas con foliolos anchos ovales redondeados, de color verde y desprovisto de zarcillos. El fruto es tipo legumbre de longitud variable, pudiendo alcanzar hasta más de 35 cm. El número de granos oscila entre 2 y 9. El color de la semilla es verde amarillento, aunque las hay de otras coloraciones más oscuras.

Componentes principales de las Habas:

  • Contienen 77.1% de agua.
  • Son abundantes en calorías y proteínas.
  • Contienen vitaminas: C, A, E, B1 y B2, en concreto de tiamina, niacina y folatos.
  • Contienen minerales como Potasio, Fósforo, Sodio, Calcio, Hierro, Magnesio y Zinc.
  • Está compuesta además por antioxidantes, lecitina, colina, Hidratos de Carbono, Fibra y Beta carotenos.
  • El valor nutritivo de las habas es distinto si son frescas o secas. Las habas secas tienen mayor cantidad de hidratos de carbono y proteínas, por lo que su valor energético es elevado.

Usos medicinales de las Habas:

  • Las habas favorecen el tránsito intestinal.
  • Las flores de haba se pueden emplear como depurativas, diuréticas y antirreumáticas.
  • El consumo de habas como alimento es muy útil para eliminar grasa de las arterias, disminuyendo el colesterol.
  • Se cree que las habas son afrodisíacas.
  • Su contenido en lecitina y colina ayuda a mejorar los síntomas del alzheimer.

#Leche de #Almendras

1 comentario

leche-de-almendra

La leche de almendras no es un alimento popular pero que contiene enormes cualidades nutricionales y medicinales. Es muy saludable la leche de almendras para la salud además de ser deliciosa. La leche de almendras le aporta al organismo nutrientes como:

  • Vitamina A
  • Vitamina B1
  • Vitamina B2
  • Vitamina E
  • Calcio
  • Potasio
  • Fosforo
  • Fibra
  • Proteínas
  • Magnesio
  • Hierro
  • Sodio

 Beneficios para la salud de la leche de almendras:

  • Ayuda a bajar el nivel de #colesterol y #triglicéridos en sangre
  • Favorece la recuperación de pacientes convalecientes
  • Ayuda en el tratamiento de diarreas y vómitos
  • Es beneficiosa para reemplazar a la leche de vaca cuando se es intolerante a la lactosa
  • Estimula el crecimiento en la infancia y la adolescencia
  • Ayuda a reducir o controlar afecciones como  dispepsias gastro-intestinales y gastritis
  • Previene la osteoporosis y otras enfermedades en los huesos
  • Ayuda a combatir el estreñimiento
  • Mejora la digestión
  • Mejora la salud de las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia

 La leche de almendras es un alimento rico y que no contiene demasiadas calorías por lo que las personas que quieren adelgazar o que padecen sobrepeso pueden consumirlo. La leche de almendras es un buen reemplazante de la leche de vaca por lo que al no ser de origen animal suele ser bien asimilado por las personas que son intolerantes a la lactosa. También puede ser consumidos por personas celiacas. La leche de almendras se puede consumir sola tanto frio como caliente o agregarla a una taza de café o té. Es conveniente beberlo por la mañana en el desayuno ya que aporta energía para empezar el día.

La Soya y sus Beneficios – 1ra. parte

Deja un comentario

Que alimento Dios nos ha puesto a la mesa, a consumirlo y aprovechar todos sus beneficios para nuestra salud, que esperamos…

soya

¿Cómo es la soya?
La soya es una planta leguminosa, muy semejante a las habas verdes que llega a alcanzar los 80 cm. de altura y las vainas, es decir, donde se producen las semillas- miden entre 4 a 7 cm. de longitud.

Cada vaina contiene cerca de cuatro semillas que albergan el secreto de las bondades de la soya: su proteína, que por su calidad y cantidad, son una de las más recomendables.

¿Por qué se dice que la soya y su proteína son nutritivas?
La proteína de la soya representa un valor nutricional muy importante para una dieta saludable.  Los estudios actuales se están enfocando en rescatar este potencial que representa la proteína de soya y otros elementos nutritivos para el hombre como las isoflavonas que también se encuentran en este alimento.

Cada grano de soya está conformado por un 38% de proteína, 30% de carbohidratos, 18% de lípidos y un 14% de vitaminas y minerales.
Según reportes científicos, el aporte proteico de la soya es superior al de muchas proteínas de origen vegetal.
La soya también es rica en grasas, destacando dos tipos: el linolénico, es decir, el Omega-3 y linoleico conocido como Omega-6.  Ambos son beneficiosos para la salud de los vasos sanguíneos y del corazón.
Se presenta también una mayor cantidad de minerales y vitaminas que en muchas otras leguminosas.  La soya registra importantes niveles de calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, vitaminas E y Complejo B.

¿Es realmente saludable la soya?
Claro que sí.  Ya es indiscutible el beneficio directo de la soya y en especial de su proteína para disminuir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.  Pero muchos otros beneficios ya se han reportado en diversos estudios, que señalan, por ejemplo, que la soya disminuye los síntomas de la menopausia, ayuda a combatir el cáncer de mama por el bloqueo del estrógeno producido por las isoflavonas, ayuda a combatir el cáncer de próstata en el hombre, reduce la pérdida de materia ósea en madres lactantes y en gestación y que, incluso, combate el cáncer de colon.

¿Cuánta soya recomiendan consumir los expertos?
Se puede seguir la recomendación de la FDA (organismo norteamericano para el control de alimentos y medicamentos), que señaló -basándose en los estudios realizados a esta planta y sus componentes- que “25 gramos de proteína de soya al día pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”.

Estudios recientes posteriores a la declaración de salud de la FDA indicarían que incluso con cantidades inferiores a 25 gramos ya se estarían obteniendo los beneficios cardiovasculares aportados por la soya.

¿Dónde se produce soya?
La soya se produce en diversos países.  El principal productor es Estados Unidos con el 38% de la producción mundial.  Sin embargo, dentro de los diez principales proveedores globales de soya, cuatro son latinoamericanos.  Así, Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia representan cerca del 45% de toda la soya producida en el mundo.

La Alimentación para evitar el Cansancio

1 comentario

Importante tema que no debemos dejarlo de lado, una adecuada alimentación nos va a garantizar un día con mucho vigor y felicidad.

cansancioSi nos levantamos de la cama cansados con la sensación de que no hemos descansado lo suficiente y tras tomar el desayuno, seguimos igual y nos pasa todos los días durante una temporada, es posible que lo que necesitemos sean alimentos que transformen nuestro cansancio en energía y vitalidad. Es decir, una dieta nutricional anti-cansancio para cargar pilas y recuperar la energía perdida y en ánimo.

Hay alimentos que dan vigor y otros que lo quitan. Entre los grupos de alimentos que nos hacen desgastar más rápido la energía figuran las carnes muy grasas, los embutidos, las salchichas o alimentos pre-cocinados. También los alimentos enlatados suponen una salida al paso si hay prisas pero no son una fuente fiable para combatir la fatiga de toda una jornada rutinaria. La bollería industrial, los fritos, los lácteos enteros –no así los semidesnatados o desnatados-, el café y las bebidas cola, los dulces y golosinas –aunque sean caseros-, son el tipo de alimentos que debemos evitar si lo que queremos es mantener energía durante toda la jornada diaria sin fatigarnos.

Por el contrario, si lo que buscamos son alimentos que nos sirvan para combatir el cansancio o para evitar que nos sintamos agotados al final de la jornada es conveniente consumir alimentos como el pescado, lácteos semidesnatados o desnatados con fruta, verduras, pan integral, vegetales frescos, infusiones de tomillo –no las de otro tipo ya que muchas de ellas contienen derivados industriales que podrían tener un efecto negativo sobre la salud incluso a corto plazo-, y sobre todo una dieta diaria de legumbres, muy ricas en hierro, mineral necesario para mantener la vitalidad.

Las pastas y el arroz se absorben poco a poco y liberan energía lentamente por lo que son perfectos también para combatir el cansancio.

Incluso en situaciones extremas como tiempos de guerra, un ser humano es capaz de sobrevivir durante años –con problemas de salud aunque no demoledores– alimentándose a base de arroz y derivados, pastas y queso.

Los frutos secos son una fuente de grasa saludable y por lo tanto nos aportan fuerza. Los cítricos como naranjas, limones, kiwis y demás nos previenen resfriados, gripes e infecciones de todo tipo y son esenciales para que nuestro organismo absorba el hierro.

Los pimientos contienen vitamina C y facilitan el tránsito intestinal además de mejorar la circulación sanguínea.

Los plátanos y manzanas contienen potasio para el buen funcionamiento del corazón y todos los músculos y mantienen el nivel de glucosa en la sangre sin alteraciones algo que es imprescindible para la vitalidad.

Además de estos alimentos es recomendable tomar en épocas de fatiga o en estados de convalecencia cereales como copos de avena que con a sus ingredientes como vitaminas B1 y E, hierro, fósforo, magnesio y ácidos grasos esenciales nos proporcionan energía y vitalidad.

El chocolate negro reduce la fatiga –es recomendable tomar aproximadamente dos onzas al día y no muchas más-, la miel es digestiva, y rica en sales minerales y vitaminas. Algunos estudios han sostenido que puede ayudar a prevenir decenas de enfermedades. Las especias como la canela y el jengibre que son revitalizantes también son muy recomendables.

9 nutrientes para la Dieta de nuestros Niños

Deja un comentario

No debemos olvidarnos de los niños y siempre preocuparnos por su alimentación ellos nos lo agradecerán cuando sean mayores y así hacer una cadena y que ellos enseñen a sus hijos a comer sano.

NutricionLa nutrición es fundamental para que los niños crezcan sanos y fuertes: durante los primeros años de vida, el conocido ‘eres lo que comes’ se convierte casi en una máxima con la que organizar desde el desayuno hasta la merienda, pasando por el menú del colegio, pero… ¿sabes exactamente cuáles son los nutrientes esenciales que los niños deben consumir a diario? Te los resumo.

PROTEÍNAS
Las proteínas desempeñan un papel fundamental en el crecimiento, hasta el punto de ser indispensables para los niños: ayudan a fabricar nuevas células, protegen el sistema inmune con un arsenal de defensa naturales y les dan energía para enfrentarse al día a día en el colegio con una sonrisa. Las encontrarás a montones en la carne roja o de pollo, los huevos, el pescado blanco, los lácteos, las nueces, las lentejas o el jamón serrano.

HIDRATOS DE CARBONO
Otro de los pilares de la alimentación infantil son los carbohidratos, ya que son la principal fuente de energía del cuerpo humano, y han de consumirse de en abundancia, especialmente entre los niños. Eso sí: hay que saber escogerlos bien, reduciendo los hidratos malos’ (como los azúcares, presentes, por ejemplo, en los dulces), y apostando por los que provienen de alimentos ricos en fibra. Son buenas opciones, por ejemplo, el pan, los cereales (especialmente los que llevan azúcares naturales no añadidos), el arroz, la pasta o las patatas. 

GRASAS
Descartando las saturadas o las temidas trans, no todas las grasas son dañinas para el organismo: es más, muchas se consideran una excelente fuente de salud, como el aceite de oliva, el pescado azul (especialmente el salmón, el bonito o el atún), la leche entera o los frutos secos.

CALCIO
¿Quién no ha oído miles de veces eso de que ‘hay que beber leche para tener unos dientes y huesos fuertes’? La leche es la principal fuente de calcio en los niños, un nutriente fundamental en su menú diario mientras están creciendo. Lo encontrarás a raudales en casi todos los productos lácteos, como el queso, el yogur, la leche condensada o el helado (¡cuidado con los azúcares!), además de en algunas verduras y legumbres (como las espinacas, el brócoli, las lentejas o los garbanzos), la yema del huevo, la leche de soja, y, por partida doble, en la leche enriquecida con calcio.

HIERRO
El hierro es especialmente importante para la sangre, encargada de transportar oxigeno desde los pulmones hasta el resto de células del cuerpo. Para tener una sangre ‘rica en hierro’ es fundamental incluir en la dieta de los ‘peques’ carnes rojas o de pollo, hígado (fácilmente sustituible por paté), frutos secos, espinacas, chocolate, garbanzos, lentejas y guisantes, así como los cereales para el desayuno ricos en hierro.

ÁCIDO FÓLICO
A pesar de su rimbombante nombre, el ácido fólico no es nada más (y nada menos) que un tipo de vitamina B, fundamental en la alimentación de las mamás embarazadas y los niños, y responsable del tránsito de glóbulos rojos en nuestra sangre. Es fácil de encontrar en las lentejas y los garbanzos, así como en las verduras de hojas verdes.

FIBRA
Controlar el ir al baño o no, no siempre depende de la habilidad del pequeño: estimular la actividad intestinal en los niños es importante para que adquieran una regularidad que se extienda hasta su vida adulta. Algunos tipos de fibra, además, sirven para controlar los niveles de colesterol y azúcar. Encontrarás cantidad de fibra en los cereales integrales (como la cebada, la avena o el arroz integral), las frutas, las legumbres y prácticamente todas las hortalizas y verduras. ¡Que no les falte verde en el plato!

VITAMINA A
Otro ladrillo fundamental para los cimientos de unos buenos dientes es la vitamina A, que, además, ayuda a mantener la piel y los huesos sanos y fuertes, y es fundamental para tener una vista de lince. La encontrarás a montones en las zanahorias, la calabaza, el calabacín, el melocotón o el albaricoque. Truco: cuanto más intenso sea el color de la fruta, mayor será el contenido de betacaroteno.

VITAMINA C
Fundamental para que se produzcan las reacciones metabólicas básicas del cuerpo humano, la vitamina C ayuda a reforzar el sistema inmune (de ahí el clásico zumo de naranja cuando están resfriados), así como al desarrollo de dientes y encías, huesos o a la cicatrización de heridas. Encontraras montones de vitamina C en los cítricos, como las naranjas, limones, kiwis y mandarinas, así como en las fresas, tomates, espinacas o la coliflor.

La Quinua como Alimento

Deja un comentario

Quiero presentarles a La Quinua como un alimento para nuestra salud, es una opción que debemos consumirla siempre.

quinua2La quinuaquínoa o kinwa (Chenopodium quinua) es un pseudocereal perteneciente a la subfamilia chenopodiaceae de las amarantáceas. Es un cultivo que se produce en los Andes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y del Perú además de los Estados Unidos, siendo Bolivia el primer productor mundial seguido del Perú y de los Estados Unidos. Se le denomina pseudocereal porque no pertenece a la familia de las gramíneas en que están los cereales “tradicionales”, pero debido a su alto contenido de almidón su uso es el de un cereal.

La quinua fue cultivada en los Andes bolivianos, peruanos y ecuatorianos desde hace unos 5000 años. Al igual que la papa, fue uno de los principales alimentos de los pueblos andinos preincaicos e incaicos. Se considera que fue utilizado en el pasado también para usos cosméticos en la zona del altiplano peruano boliviano.

Crece desde el nivel del mar en el Perú, hasta los 4000 msnm en los Andes, aunque su altura más común es a partir de los 2500 msnm.

Pocos conocen a la quinua como alimento, sin embargo es muy nutritiva y ofrece muchas posibilidades culinarias. La quinua es un pseudocereal más conocido en países como Bolivia, Ecuador y Perú. Tanto la OMS como la FAO han elogiado a este alimento, muy fácil de cultivar y con grandes propiedades nutricionales, de ahí que se considere uno de los alimentos más completos.

Tal y como podemos ver en la imagen la quinua es un grano y su perfil en macronutrientes es muy interesante. Sus proteínas son de alta calidad biológica al tener diez de los aminoácidos esenciales, algo que va venirle muy bien a nuestro músculo después de entrenar. Su contenido en hidratos es menor que en un cereal normal y su perfil graso es excelente, con un 90% de ácidos grasos insaturados. Tampoco falta la fibra y minerales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio y hierro. Viendo este análisis vemos como la quinua es un alimento perfecto para el deportista.

Y también podemos hablar de lo que no tiene la quinua, ni colesterol ni ácido oxálico, algo que viene muy bien para mantener buenos niveles de colesterol en sangre y evitar que se formen oxalatos, que no permitirían que los minerales que contiene se absorban en su totalidad. Tampoco tiene gluten, por lo que es perfecto para los celiacos y se puede considerar un alimento perfecto en dietas vegetarianas.

La quinua la podemos encontrar de muchas formas, en granos parecidos al arroz, copos, formando parte del muesli, a modo de granos hinchados e incluso como cerveza. La quinua se come con sabores dulces o salados y mezclado con miel y chocolate podemos obtener unas barritas energéticas perfectas.

Su sabor es parecido al arroz integral, aunque con una textura más parecida a la sémola. La podemos cocer y comerla como si fuese arroz o añadirla a platos como el pollo. Incluso podemos meter quinua en el postre haciendo nuestro arroz con leche de quinua. Después de ver todos estos beneficios uno no se explica cómo este tipo de alimentos no están más promocionados en nuestra dieta.

Alimentación: la quinua es un alimento rico ya que posee los 10 aminoácidos esenciales para el humano, esto hace que la quinua sea un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales, pastas e incluso se le fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Cuando se cuece toma un sabor similar a la nuez.

La harina de quinua es producida y comercializada en el Perú, en Bolivia y -en menor cantidad- en Colombia, sustituyendo muchas veces a la harina de trigo, enriquecido así sus derivados de panes, tortas y galletas, en la actualidad (año 2007) se está desarrollando su cultivo y consumo en el noroeste de Argentina y el norte de Chile.

Uno de sus platos típicos de la zona del Cusco es el pesqué o peské, que se prepara con leche, quinua, queso y se puede combinar con huevo frito e incluso con un trozo de churrasco de carne, también se utiliza cada vez más para relleno de empanadas.

Un problema para la masificación de la producción de quinua es que posee una toxina denominada saponina y que le otorga un sabor amargo característico. Esta toxina suele sacarse a través de métodos mecánicos (pelado) y por lavado en abundante agua.

  • Medicinales: la quinua es considerada ancestralmente también como una planta medicinal por la mayor parte de los pueblos tradicionales andinos. Entre sus usos más frecuentes se pueden mencionar el tratamiento de abscesos, hemorragias, luxaciones y cosmética.
  • Rituales: como grano madre la quinua forma parte de diversas ceremonias y rituales andinos, que fueron prohibidos por los europeos durante la conquista española, éste fue un motivo por el que el cultivo de quinua y de la kiwicha fueron prohibidos al considerarlos asociados a rituales paganos.

Quinua, CusCus y Cebada para Bajar de Peso

Deja un comentario

Aquí les doy tres opciones para sustituir el arroz y bajar de peso de forma natural, está en nuestras manos el bajar de peso.

El arroz es uno de esos alimentos que está siempre presentes, estés o no a dieta. Si quieres perder peso, siempre debes saber que el arroz integral te ofrece la misma cantidad de calorías, pero muchos más nutrientes y propiedades. Pero si ya estás cansado de ambos y quieres encontrar algo parecido para incorporar a tu régimen para adelgazar, bien puedes intentar con estas alternativas.

Estas son tres opciones diferentes al arroz que pueden cumplir su misma función en una dieta:

Cebada perlada
cebada1Es una especie de cebada bastante similar al arroz. Debe dejarse remojando previamente y luego cocerse durante aproximadamente media hora hasta que esté tierna. Se prepara tal cual el arroz. Va de maravillas en risotto y también en ensaladas. Rica en fibra, energética y te aporta unas 350 calorías por cada 100 gramos de producto seco.

CusCus
Cuscus1Algo así como el arroz de la cultura gastronómica árabe, junto al trigo bulgur. Hay variedades de él que se hidratan con suma facilidad y casi no llevan tiempo de cocción, razón por la cual lo puedes tener listo en cuestión de minutos. 100 gramos de cuscus seco son algo así como 250 calorías.

.

.

Quinua

quinua3Lo importante es lavarla siempre antes y luego cocerla. Hervida, va perfecta para ensaladas o guarniciones. Incluso puedes comerla en caliente, preparándola como un risotto. Te aportará hierro, proteínas, ácidos grasos de calidad, mucha fibra y, por si fuera poco, alrededor de 400 calorías por cada 100 gramos de quinua seca. Vale decir que aumenta considerablemente su volumen posteriormente y que una porción de 60 gramos va perfecta.

Older Entries