Beneficios de las Sentadillas

Deja un comentario

Conseguir un cuerpo perfecto no se basa simplemente en realizar sentadillas, pero incluir las sentadillas en tu rutina de gimnasio te va a ayudar a ellos. Conoce los beneficios de realizar sentadillas y empieza a descubrir los cambios en tu cuerpo.

Ayuda a fortalecer los músculos
No solo los músculos que conforman las piernas. El movimiento y ejecución de las sentadillas facilita el fortalecimiento del resto de músculos del cuerpo.

La realización de sentadillas de forma correcta puede desencadenar en la liberación de testosterona y hormona del crecimiento. De este modo el crecimiento muscular y el aumento de masa corporal serán más efectivo.

Mejora la realización de actividades cotidianas
Las sentadillas son un ejercicio funcional. Este tipo de ejercicios, al no disponer de máquinas son más efectivos y se pueden poner en práctica en más situaciones del día a día.

Al hacer sentadillas, más allá de los músculos que se desarrollan, trabajas la movilidad  y el equilibrio.

Pérdida de peso
Bien hechas y a cierta intensidad, las sentadillas son unos de los métodos más eficientes para la pérdida de peso. Añadirlas a tu rutina de entrenamiento puede ayudarte a perder hasta 500 calorías diarias.

Reduce el riesgo de lesión
Muchas de las lesiones que se dan en el deporte vienen derivadas por músculos estabilizadores poco fortalecidos. Introducir las sentadillas, además de fortalecer estos músculos, mejora la flexibilidad y el equilibrio para prevenir este tipo de lesiones.

Previene de enfermedades
El correcto desarrollo y fortalecimiento de los músculos mediante las sentadillas favorece que el organismo regule con mayor facilidad la glucosa y el metabolismo de los lípidos. Además, la sentadillas pueden ayudar a prevenir la obesidad, la diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Mejora la postura de tu cuerpo
Al trabajar fundamentalmente las piernas y los abdominales con las sentadillas, tu cuerpo fortalecerá la zona media del organismo, facilitando así el equilibrio y la correcta postura de la espalda. De este modo reducirás el riesgo de sufrir lesiones de espalda.

Favorece la salud ósea
Con las sentadillas no solo se trabaja el fortalecimiento y desarrollo de músculos y articulaciones. Realizar este ejercicio también ayuda a que la densidad de los huesos sea mejor, favoreciendo así el fortalecimiento de estos. De este modo, con las sentadillas propicias que tus huesos se mantengan en perfectas condiciones.

Cuidemos nuestra Espalda

1 comentario

dolor-espalda-escoliosisTodos hemos sufrido en algún momento de la vida, esa sensación incomoda y limitante en nuestra espalda que en ocasiones llega a afectar las actividades de la vida diaria y la calidad de las mismas.
La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo afirma que: 

  • Un 60% al 90% de los seres humanos padecerán trastornos dorsos lumbares en algún periodo de su vida.
  • Un 15% al 42% ya poseen un trastorno dorso lumbar.

Frecuentemente el dolor de espalda tiene una causalidad diversa, como el hecho de realizar un esfuerzo inadecuado, una lesión, una postura inadecuada, el sedentarismo y los movimientos repetitivos entre otros.
Ahora bien,   en la actualidad del ámbito laboral y escolar se intenta implementar una cultura de prevención de las lesiones músculo esqueléticas y del autocuidado, a través de la sensibilización, concientización y la práctica de hábitos adecuados de vida saludable.
Si usted solía preocuparse únicamente por la estética, la belleza y la moda para verse bien, le invito a seguir estas recomendaciones para tener una espalda saludable: 

  • Si tiene un dolor de espalda mayor a 2 semanas o con otros síntomas de alarma consulte a su médico.
  • En las primeras 48 horas de su dolor coloque hielo por 20 a 30 minutos, luego de las 48 horas aplique calor.
  • Duerma  sobre un colchón firme, con una almohadilla debajo del cuello y de las rodillas.
  • Utilice en casa y en el trabajo una silla con respaldo para sentarse siempre derecho y con la espalda apoyada.
  • Cuando tenga que levantar un objeto pesado pida ayuda, empuje los objetos pero no los hale, distribuya el peso de paquetes en ambas manos.
  • Mantenga un peso adecuado
  • Consuma una dieta rica en fibras y vegetales.
  • Cuando suba las escaleras no incline su cuerpo.
  • Utilice un calzado cómodo “No tacones”.

La fórmula mágica para mantener una espalda saludable se encuentra en nuestras manos, aprenda usted y enséñele a sus hijos hábitos de vida saludable que contribuyan a manejar el estrés y el apremio del tiempo para vivir de una manera más agradable.

Articulaciones Flexibles

Deja un comentario

articulacionesLas funciones más importantes de las articulaciones son de constituir puntos de unión del esqueleto y producir movimientos mecánicos, proporcionándole elasticidad y plasticidad al cuerpo, además de ser lugares de crecimiento.

Por ello es importante darle un pequeño mantenimiento a través de ejercicios.  Aquí algunos consejos de qué ejercicios podemos hacer.

Comience con estas rutinas suaves:

El tronco: con las piernas separadas y las manos detrás de la cabeza, incline el tronco hacia un costado, vuelva a enderezarse bien derecha e inclínese hacia el otro.  Repita varias veces.

El tronco, las caderas, los muslos y los brazos: en cuclillas, apóyese sobre los brazos y estire una pierna hacia atrás.  Vuelva a plegarla, estire la otra.  Póngase de pie y luego comience nuevamente varias veces.

Las caderas: acuéstese sobre un costado con un brazo extendido debajo de la cabeza y el otro doblado hacia adelante.  Doble la pierna que está debajo y eleve la otra estirada tan alto como pueda.  Repita varias veces y haga lo mismo del otro lado.

La parte alta de la espalda: párese frente una pared con los brazos extendidos y las manos apoyadas sobre ésta.  Flexione y estire los brazos, manteniendo la espalda derecha en línea de las piernas, el abdomen contraído, las rodillas ligeramente dobladas.  Siguiendo estos ejercicios tu cuerpo comenzará a recuperar toda su flexibilidad.

Consejos y Ejercicios al Trabajar Sentado

Deja un comentario

Este es un problema que se presenta en la actualidad mucho, es por ello que les presento este post que estoy seguro les ayudara a muchos, espero sus comentarios.

TrabajoSentadoCuando estamos cansados, y hemos mantenido durante mucho rato la misma posición, tendemos a arquear la espalda y quedar en una posición incorrecta e insana para la misma.

Siempre que permanezcas sentado durante muchas horas, trata de caminar al menos unos minutos cada hora, de forma de poder estirar las piernas y hacer circular la sangre.

Cómo mantener en una buena postura la espalda

  • Siéntate lo más atrás posible de la silla, es decir, con la cola bien pegada al respaldo.
  • Elije sillas ergonómicas para sentarte, con respaldo y asientos acolchados. El respaldo debe ser inclinado, nunca recto, y debe tener apoyo a la altura de los riñones. Las sillas que solo tienen respaldo a la altura de la espalda alta, cansan mucho más rápido.
  • Regular la altura de la silla a la altura del escritorio, de forma que cuando se utilice la computadora o se escriba, no se tenga que arquear la espalda.
  • Al trabajar sentado en un escritorio, intenta colocar lo más enfrente posible el monitor, de forma de no tener que girar la cabeza durante mucho rato.

Ejercicios para realizar si trabajas sentado

  • Sentado y con la espalda bien recta, deja caer los brazos al costado. Gira la cabeza hacia un lado y hacia el otro, como diciendo “no”, de forma muy suave. Repite durante 3 minutos. Luego, lleva la cabeza hacia delante y atrás, como diciendo “si”, también de forma muy suave.
  • Describe un círculo lo más amplio posible con la cabeza, primero hacia un lado, y luego hacia el otro, muy lentamente. Estos ejercicios te ayudarán a aliviar la tensión de cuello, nuca y cervicales, producto de trabajar sentado.
  • Desperézate. Parece un consejo fácil, pero pocas veces utilizamos este recurso. Tensionar todos los músculos a la vez, además de estirarlos, produce una gran relajación posterior, además de ventilarnos, ya que la respiración que hacemos es mucho más profunda. Si es posible, hazlo de pie, y levantando los brazos bien alto.
  • Estando sentado, procura estirar piernas y pies con cierta frecuencia. Gira los tobillos para un lado y otro, flexiona y estira las rodillas. Estos ejercicios, al igual que caminar, te ayudarán a hacer circular con más facilidad la sangre de las piernas.