EL AGUAJE – 2da. Parte

Deja un comentario

aguaje03FITOESTRÓGENOS

Los fitoestrógenos son compuestos vegetales que tienen actividad estrogénica, es decir producen los efectos de los estrógenos, pero no tienen la estructura bioquímica de los estrógenos. En la actualidad se conocen unos 30 fitoestrógenos, entre los más estudiados destacan: lignans, isoflavones, coumestans y lactonas (estos últimos dos, activos en animales).
Otros compuestos naturales con efecto estrogénico son los triterpenos y el gingseng. Los fitoestrógenos se encuentran en el Aguaje, los cereales, verduras, legumbres (habas, alubias, frijoles, habichuelas, judías) y en algunas yerbas además en la soya, la batata silvestre y el cohosh negro y dong quai, todos fitoestrógenos son derivados del fenilpropano, el consumo de fitoestrógenos reduce significativamente los lípidos y lipoproteínas en pacientes con niveles elevados de colesterol y mujeres sanas, mejoran los síntomas climatéricos y disminuye el riesgo de algunas enfermedades que aparecen en la mujer a partir de los 50 años.
Los fitoestrógenos constituyen una forma de tratamiento hormonal natural de la menopausia sin los inconvenientes de los estrógenos.

MECANISMOS DE ACCIÓN DE LOS FITOESTRÓGENOS

Se caracterizan por unirse a los receptores estrogénicos, unas proteínas nucleares que, al ser activadas por los estrógenos y fitoestrógenos, desencadenan toda una serie de procesos fisiológicos característicos sobre los órganos diana (vasos, huesos, etc). Los fitoestrógenos son ligandos más débiles que los estrógenos naturales (p.ej. el estradiol) y mucho menos que los sintéticos.
También son mucho menos “tóxicos” permitiendo su administración en dosis elevadas que garantizan, en último término, un efecto. En los individuos con unos niveles de estrógenos muy bajos (como es el caso de las mujeres castradas o postmenopaúsicas) la administración de fitoestrógenos es fisiológicamente relevante y puede inducir cambios clínicos significativos.
Además, los fitoestrógenos tienen una mayor preferencia hacia la forma β del receptor estrógenico, siendo considerados como moduladores selectivos de los receptores estrogénicos naturales.

EFECTOS DE LOS FITOESTRÓGENOS SOBRE LA SALUD HUMANA

Efecto Anticancerígeno
Los fitoestrógenos tienen un efecto anticancerígeno, a través de variados mecanismos hormonales y no hormonales, muchos de los cuales aún están en estudio.

Es importante aclarar que muchos de estos estudios han sido realizado con dosis de fitoestrógenos muy altas, imposibles de alcanzar con una dieta, no existiendo hasta el momento actual un consenso acerca de los reales efectos de la ingesta de isoflavonas con la dieta, según parece, el mayor efecto protector se obtendría frente a tumores de mama, colon y próstata.

Efecto de disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares
Numerosos estudios han demostrado también que el consumo de alimentos ricos en fitoestrógenos, modifica algunos de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, en especial las dislipidemias, por lo que reduce el riesgo de este tipo de enfermedades.

Efecto en los trastornos menopáusicos
Por su actividad estrogénica, se ha difundido su uso para aliviar los síntomas propios de la menopausia. Al cabo de numerosas investigaciones pudo comprobarse que el comportamiento dietético de la población tradicionalmente consumidora de fitoestrógenos (chinos) fue traducida en una menopausia tardía y menos trastornos ligados a la menopausia.

TRATAMIENTO NATURAL DE LOS SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA

Por supuesto que la mujer menopaúsica no solamente debe ingerir fitoestrógenos para mantenerse sana sino que debe también tener una dieta saludable  que pueda reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, osteoporosis y ciertos cánceres,  baja en  de grasas y con alto contenido de frutas, vegetales, granos integrales, calcio y vitamina D, así como reducir la cafeína, el alcohol  y el cigarrillo.
Ejercitarse con regularidad puede reducir las olas de calor y fortalecer los huesos reduciendo el riesgo de osteoporosis. El adecuado manejo del estrés puede ayudar a aliviar la tensión, ansiedad y posiblemente, otros síntomas de la menopausia.
En cuanto a la alimentación a seguir, ésta debe estar dirigida a aumentar los niveles de estrógeno, alimentos como el aguaje, entre otros.
La industria  cosmética ha introducido los fitoestrógenos en las cremas para el rejuvenecimiento de la piel de la cara y en humectantes  para aliviar la sequedad vaginal, con ellos se intenta recuperar la elasticidad y turgencia previa a la menopausia. Las siguientes vitaminas y minerales son necesarias para combatir los efectos de las menopausia sinergizando la acción de los fitoestrogenos.

No te olvides de hacer Click en Me gusta y compartir el Articulo en tus Redes Sociales, deja tus comentarios. Gracias.

La Soya y sus Beneficios – 2da. parte

1 comentario

Que alimento Dios nos ha puesto a la mesa, a consumirlo y aprovechar todos sus beneficios para nuestra salud, que esperamos…

soya

¿La soya tiene mal sabor?
En su estado natural la soya tiene un sabor fuerte, sin embargo los procesos actuales de alta tecnología en el procesamiento de la soya han logrado eliminarlo e introduciéndole un sabor agradable y además combinándolo con otros sabores.

¿Cómo se consume la soya?
Existen recetas caseras con soya según el país.  Los restaurantes vegetarianos, por ejemplo, han sabido desarrollar platos nutritivos y agradables utilizando la soya como sustituto de la carne.  Algunas localidades consumen el frijol en ensaladas combinándolas con otros vegetales.  En algunos mercados, se ha logrado desarrollar productos que van desde leche de soya, yogurts, jugos y galletas a base de soya.
Es importante señalar que no es recomendable el consumo de los granos crudos, sino que deben ser previamente cocinados.  El valor nutritivo se mantiene en el producto siempre y cuando sigan un riguroso proceso de elaboración.  Deben ser, por ejemplo, cocinados a una temperatura mayor de 60 grados centígrados.

¿Existen productos a base de soya en el mercado latinoamericano?
Claro.  En algunos países existe una gama mayor que en otros, pero la tendencia es ofrecer productos nutritivos a un número cada vez mayor de consumidores.  La población en nuestra región necesita mejorar su alimentación y la soya junto con su proteína son claves.
Entre los productos que hoy el mundo consume están el aceite de soya, la harina de soya, galletas y hojuelas de soya, el yogurt en base a soya, la leche de soya y el queso de soya, conocido como “tofú”.

¿La leche de soya remplaza a la lecha de vaca?
La leche de soya no remplaza a la leche materna, ni es tampoco un remplazo para la leche de vaca, es más bien un excelente complemento.

¿Quiénes deben consumir soya?
Todos aquellos que deseen llevar una alimentación saludable pueden consumir soya y su proteína.

¿Los niños deberían consumir soya?
Los niños sí pueden consumir soya en alguno de sus subproductos como leche, yogurt o jugos, pero como un complemento alimenticio.  No se debe dejar de lado la leche de vaca, pero con la soya podrá obtener las proteínas complementarias necesarias.

¿Es verdad que la soya y su proteína disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares?
Los últimos estudios realizados en este sentido indican que el consumo adecuado de soya y su proteína sí ayudan a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.  Es más, la FDA de Estados Unidos recomienda consumir 25 gramos de proteína de soya al día para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Las mujeres embarazadas pueden consumir soya?
Sí pueden consumir soya.  Es un complemento perfecto para su dieta, por su aporte nutricional.

El mito del sabor
La soya al natural tiene un sabor característico, que es muy apreciado en muchos países asiáticos ya acostumbrados a él.  Sin embargo, en países latinoamericanos se viene consumiendo soya, proteína de soya y sus derivados combinados con distintos sabores como los de las frutas o incluso se llega a semejar su sabor al de la leche de vaca.
Actualmente, existen diversos procesos por los cuales se mejora el sabor de la soya sin que pierda sus nutrientes y sobretodo, el valor de su proteína.
Ya se pueden encontrar en diversos países de la región productos hechos a base de soya que son muy sabrosos, lo que ayuda a aumentar su consumo, sobre todo en los niños como complemento a una dieta nutritiva.

La Soya y sus Beneficios – 1ra. parte

Deja un comentario

Que alimento Dios nos ha puesto a la mesa, a consumirlo y aprovechar todos sus beneficios para nuestra salud, que esperamos…

soya

¿Cómo es la soya?
La soya es una planta leguminosa, muy semejante a las habas verdes que llega a alcanzar los 80 cm. de altura y las vainas, es decir, donde se producen las semillas- miden entre 4 a 7 cm. de longitud.

Cada vaina contiene cerca de cuatro semillas que albergan el secreto de las bondades de la soya: su proteína, que por su calidad y cantidad, son una de las más recomendables.

¿Por qué se dice que la soya y su proteína son nutritivas?
La proteína de la soya representa un valor nutricional muy importante para una dieta saludable.  Los estudios actuales se están enfocando en rescatar este potencial que representa la proteína de soya y otros elementos nutritivos para el hombre como las isoflavonas que también se encuentran en este alimento.

Cada grano de soya está conformado por un 38% de proteína, 30% de carbohidratos, 18% de lípidos y un 14% de vitaminas y minerales.
Según reportes científicos, el aporte proteico de la soya es superior al de muchas proteínas de origen vegetal.
La soya también es rica en grasas, destacando dos tipos: el linolénico, es decir, el Omega-3 y linoleico conocido como Omega-6.  Ambos son beneficiosos para la salud de los vasos sanguíneos y del corazón.
Se presenta también una mayor cantidad de minerales y vitaminas que en muchas otras leguminosas.  La soya registra importantes niveles de calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, vitaminas E y Complejo B.

¿Es realmente saludable la soya?
Claro que sí.  Ya es indiscutible el beneficio directo de la soya y en especial de su proteína para disminuir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.  Pero muchos otros beneficios ya se han reportado en diversos estudios, que señalan, por ejemplo, que la soya disminuye los síntomas de la menopausia, ayuda a combatir el cáncer de mama por el bloqueo del estrógeno producido por las isoflavonas, ayuda a combatir el cáncer de próstata en el hombre, reduce la pérdida de materia ósea en madres lactantes y en gestación y que, incluso, combate el cáncer de colon.

¿Cuánta soya recomiendan consumir los expertos?
Se puede seguir la recomendación de la FDA (organismo norteamericano para el control de alimentos y medicamentos), que señaló -basándose en los estudios realizados a esta planta y sus componentes- que “25 gramos de proteína de soya al día pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”.

Estudios recientes posteriores a la declaración de salud de la FDA indicarían que incluso con cantidades inferiores a 25 gramos ya se estarían obteniendo los beneficios cardiovasculares aportados por la soya.

¿Dónde se produce soya?
La soya se produce en diversos países.  El principal productor es Estados Unidos con el 38% de la producción mundial.  Sin embargo, dentro de los diez principales proveedores globales de soya, cuatro son latinoamericanos.  Así, Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia representan cerca del 45% de toda la soya producida en el mundo.

Frutos Secos – Beneficios

Deja un comentario

Los frutos secos son una bendición tenemos que acostumbrarnos a que siempre estén en nuestra dieta diaria y muy importante acostumbrar a nuestros niños a comer frutos secos.

Alimentacion033

Los beneficios que nos proporcionan los frutos secos son bien conocidos ya desde la antigüedad y forman parte de nuestra dieta desde hace más de 10.000 años. Existe una gran variedad de ellos, cada uno con sus propias cualidades, por lo que no es difícil encontrar uno que sea de nuestro gusto e incluirlo en nuestra dieta habitual.

Entre sus propiedades podemos mencionar:

  • Contienen vitamina E, el más poderoso antioxidante natural, por lo que ayudan a prevenir el envejecimiento y ciertas enfermedades de tipo canceroso. También son ricos en vitamina B, así como en minerales como hierro, zinc, cobre, fósforo y selenio, lo que los convierte en una buena fuente de proteína vegetal que puede ser utilizada por vegetarianos como sustituto de la carne.
  • Nos aportan ácidos grasos omega 3 y omega 6, sobre todo el ácido oleico y linoleico, que nos ayudan a controlar el colesterol, mejorar la presión sanguínea y, con ello, prevenir las enfermedades cardiovasculares. Estudios han reflejado que tomándolos regularmente en la dieta reducen el colesterol en un 10%. Estos ácidos grasos también previenen la formación de cálculos en el riñón.
  • También tienen un alto contenido en calcio, por lo que pueden ser un sustitutivo de la leche en aquellas personas que sufren intolerancia o alergia a la lactosa. Este se halla sobre todo en las almendras y avellanas.
  • Su alto contenido energético y en minerales los hace también beneficiosos para el buen funcionamiento del cerebro, por lo que pueden ayudar a mejorar la concentración y la memoria.
  • Tienen un alto contenido en hidratos de carbono, lo que los convierte en alimentos calóricos, pero no producen aumento de peso si los tomamos en cantidades moderadas en cantidades moderadas. Basta con disminuir la ingesta de otros tipos de hidratos menos saludables.

 Son alimentos saludables y muy cardiosaludables, que pueden ser incluidos dentro de una dieta sana y equilibrada, siempre y cuando su consumo sea moderado y nunca exagerado, debido principalmente al contenido calórico de la mayoría de estos frutos secos.

Desde un punto de vista nutricional, para disfrutar de sus beneficios nutricionales sin que su alto contenido calórico suponga un problema para nuestro peso, lo recomendable es comer cada día 25 gramos de frutos secos, ni más ni menos.

La Obesidad Infantil

Deja un comentario

En este post les presento un problemas a nivel mundial que preocupa la Obesidad Infantil, la alimentación de nuestros niños es de preocupación de todos, y todos debemos de aportar y ayudar a que esto no continúe…
Y no se olviden de hacer comentarios para enriquecernos mutuamente. Gracias     

 

Un estudio realizado recientemente indica que los niños y adolescentes obesos registran entre un 30% y un 40% más de riesgo de sufrir accidente cerebrovascular o una enfermedad cardiovascular en el futuro que los niños que mantienen un peso normal.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los niños los niños obesos y con sobrepeso suelen seguir siéndolo en la edad adulta y “tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares”. Un estudio reciente arroja también resultados sobre los efectos que tiene el sobrepeso y la obesidad en el futuro de estos niños.
Realizado por investigadores de la Universidad de Oxford, ha encontrado que los niños y adolescentes obesos presentan más factores de riesgo de enfermedad cardiovascular (presión arterial elevada, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre y engrosamiento del músculo cardiaco) que aquellos niños que tiene un peso normal. El objetivo del estudio publicado en British Medical Journal era describir la asociación entre el índice de masa corporal, el sexo, y los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular en los niños en edad escolar de países altamente desarrollados. Para ello analizaron los resultados de 63 estudios (realizados a partir de 1990 y publicados entre 2000 y 2011) en los que participaron 49.220 niños sanos de edades comprendidas entre los cinco y 15 años de edad. Estos estudios midieron el peso, la arterial alta, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre.
En comparación con niños de peso normal, los niños obesos tenían significativamente mayor presión arterial y niveles de colesterol. En los niños con sobrepeso también había aumento de la presión arterial, pero en menor medida que los niños obesos. Los niveles de insulina en ayunas y la resistencia a la insulina (marcadores de riesgo de la diabetes) fueron significativamente mayores en los niños obesos, pero no en los niños con sobrepeso. Los niños obesos también tuvieron un aumento significativo de la masa del ventrículo izquierdo (un engrosamiento del músculo del corazón, marcador de enfermedad cardiaca) en comparación con niños de peso normal.
Los autores advierten que, si estos factores de riesgo continúan en la edad adulta, los niños obesos ya podrían tener un 30-40% más de riesgo de padecer un accidente cerebro vascular y enfermedad cardiaca en el futuro que aquellos niños que tienen un peso normal.

 ¿Qué puedes hacer por ellos?
En España el 19% de los niños tiene sobrepeso, el 9% obesidad, y el 18% de los niños y el 22% de las niñas son sedentarios (según datos de la Encuesta Nacional de Salud). Sin prevención corremos el riesgo de que nuestros hijos sean parte de estas negativas cifras y de las consecuencias que acarrea estos problemas en su salud. Así que debemos educar y dar para conseguir cambiar los malos. Las medidas para parar el aumento de la obesidad infantil son muy sencillas, solo falta determinación para conseguir llevarlas a cabo y convertirlas en una práctica habitual:

  • Llevar una alimentación equilibrada libre de grasas saturadas. Evitar el consumo de bollería industrial, cada vez más consumida por los más pequeños es una buena medida para evitar estas grasas. Lo correcto: una dieta rica en verduras, frutas, cereales, lácteos, pescado y hortalizas.

En este vídeo te damos algunos consejos sobre nutrición infantil:

Evitar el sedentarismo. Los niños deben ejercitarse a diario, a través de la práctica de deportes, caminando, realizando juegos que les permitan moverse, correr, saltar, etc. Así que hay que restringir las horas que pasan viendo televisión.