Un tema que causa frustración en las personas que lo padecen, tenemos que conocer del tema y con este post quiero ayudar.

Ejercicios030

El asma no debe impedirte el ejercicio. De hecho, es beneficioso para tu pronóstico a largo plazo. Mediante el fortalecimiento y estiramiento de los pulmones además de fortalecer tu sistema inmunitario, el ejercicio puede disminuir la severidad de tus síntomas. Por otra parte, la incapacidad para hacer ejercicio es una de las señales de que tu tratamiento no es efectivo. Asegúrate de consultar a tu médico antes de comenzar un régimen de ejercicios.

¿Cuánto ejercicio es seguro?
Si bien hay algunas pautas generales, consulta a tu médico sobre el régimen de ejercicio o el deporte que vas a practicar. Él o ella pueden verse en la necesidad de restringir o modificar tu práctica de acuerdo a tus necesidades. El paciente promedio con asma se beneficiará de alrededor de 30 minutos de ejercicio al día, cuatro o cinco veces a la semana. Pero ten en cuenta que hay atletas profesionales y olímpicos con asma que entrenan tan duro como sus competidores. La mejor manera de discernir tus límites personales es consultar con tu médico y empezar poco a poco antes de aumentar regularmente la duración e intensidad de tus sesiones de ejercicio a medida que el asma te permite.

Ejercicios ideales
Los ejercicios más recomendados para los pacientes con asma son aquellos que sólo requieren pequeñas ráfagas de energía con un lapso de tiempo entre ellos. Podrían incluirse el intercambio de ráfagas cortas de cardio con el entrenamiento con pesas, o deportes como el fútbol, voleibol, béisbol, gimnasia, lucha libre o carreras de velocidad. Por el contrario, los pacientes promedio de asma tendrán dificultad para hacer ejercicio por periodos prolongados. Idealmente, deben limitar la cantidad de tiempo que pasan en la caminadora o en la escaladora y evitar deportes como las carreras de larga distancia, baloncesto, fútbol o hockey sobre césped. Muchos pacientes con asma se benefician de la natación debido a que involucra aire caliente y húmedo. Aunque se trata de directrices estándar, los pacientes con asma deben tener en cuenta que hay excepciones a toda regla y que las limitaciones son relativas. Por ejemplo, Paula Radcliffe, un récord mundial en carreras de maratón, sufre de asma inducida por ejercicio. Y Dennis Rodman, con 14 años de antigüedad en la NBA y cinco veces ganador del campeonato, fue un paciente de asma también.

Cómo controlar el asma durante el ejercicio
Si estás preparado y prestas atención a las señales de su cuerpo, es bastante fácil de controlar tu asma cuando haces ejercicio. Aquí hay algunas reglas generales a seguir: Usa tu inhalador de asma para antes del ejercicio (broncodilatador) 15 minutos antes de comenzar a hacer ejercicio. Mantén contigo tu inhalador de rescate y en un lugar de fácil acceso en todo momento. Calienta durante al menos cinco minutos antes de empezar a hacer ejercicio, caminando, estirando o cualquier otra actividad de bajo nivel. Y después de haber terminado el ejercicio, enfríate durante al menos 10 minutos para darle a tu cuerpo y pulmones tiempo para adaptarse a la transición. Se consciente de las condiciones al aire libre. Si puedes, evita ejercicios en condiciones de clima frío. Pero si es inevitable, usa una bufanda o máscara para clima frío sobre la nariz y la boca para calentar el aire antes de que llegue a tus pulmones. Además, si sufres de asma alérgico, ten en cuenta el polen y la cantidad de contaminación y evitar salir a la calle, si los niveles son altos. Escucha a tu cuerpo. No te exijas más allá de lo que crees que puedes soportar. Si tienes un ataque de asma durante el ejercicio, simplemente detente y usa el inhalador nuevamente. Una vez que respires normalmente, caliente otra vez y luego, lentamente, vuelve a hacer tus ejercicios. Sin embargo, si tu asma se intensifica una vez más, suspende el ejercicio y consulta a tu médico acerca de los niveles de ejercicios apropiados o cambios en la medicación. Si tienes un ataque de asma y el uso repetido de tu inhalador no soluciona el problema, llama a tu medico o a una ambulancia y sigue utilizando el inhalador hasta que llegue la ambulancia o tu medico.