La Cocina y el Feng Shui

Deja un comentario

fengshuiTodo puede influir en la cocina, desde la iluminación, el color de la pared, techo, muebles, elementos hasta cómo cortamos las verduras. La limpieza y el orden son fundamentales. Una comida preparada con cariño y amor en una cocina de fuego es más digerible que una comida preparada con prisas o mala gana y en una vitrocerámica. Es importante una buena predisposición a la hora de meterse en la cocina.

A la hora de comer perseguimos calorías, hidratos de carbono, grasas, vitaminas etc. Solemos tener en cuenta dietas o formas de comer que nos sirven, en muchas ocasiones, para castigarnos o hacernos sentir culpables si no las seguimos bien. Podemos contar calorías, llevar las dietas del grupo sanguíneo, pasar test de alimentos para saber qué podemos y qué no podemos comer y esto es bueno, pero lo más importante de todo es tomar la energía de los alimentos y beneficiarnos de la capacidad del cuerpo para aprovecharla correctamente. Desde la filosofía china de los alimentos, también es importante la temperatura de los mismos: la cantidad de Yin/frío o Yang/calor, que los alimentos generan en nuestro cuerpo, dándole una energía correcta para proveer a cada órgano del cuerpo de la que le corresponde. Los cinco elementos en la cocina ejercen una acción beneficiosa sobre el Chi personal.

 ÁRBOL: sabores agrios (Ej.: aceitunas, vinagre)
FUEGO: sabores amargos (Ej.: cebolla)
TIERRA: sabores dulces (Ej.: choclo, frutas)
METAL: sabores picantes (Ej.: ajo, mostaza)
AGUA: sabores salados (Ej.: pescado salado).

 Los elementos Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua generan ciclos en todo lo que existe. A cada elemento le pertenecen diferentes aspectos como órganos del cuerpo, orientaciones, emociones etc. Todo lo que se indique sobre un elemento, para una estación del año concreta, también lo aplicaran todas las personas que saben que pertenecen a este elemento.

Todos los elementos están unidos en un ciclo dinámico y cada elemento tiene su propio lugar. Se mueven en sentido de las agujas del reloj, alimentando al siguiente de forma que la Madera alimenta al Fuego, el Fuego alimenta a la Tierra, la Tierra alimenta al Metal, el Metal al agua y el Agua a la Madera. Estar con la rueda de elementos equilibrada significa estar energéticamente bien. Si hay apetencia de un sabor concreto, como por ejemplo el dulce, puede ser que la persona necesite Tierra y se provee de ella a través del sabor dulce que pertenece a este elemento.

8 Vasos con Agua al Día

Deja un comentario

aguaEl doctor Juan Carlos Benites y la nutricionista Sara Abu Sabah recalcaron la función del agua en el organismo.  Los especialistas concordaron que el ser humano debe tomar como mínimo ocho vasos con agua al día.

“Lo mínimo es tomar ocho vasos con agua al día.  Sin embargo las personas que tienen un cuerpo atlético tendrán mayor sensación de sed.  Si uno pierde hasta el 10% de líquido corporal podríamos poner en riesgo la salud.  El agua es sumamente importante.  Cuando una persona es adulto mayor, el estímulo de la sensación de sed disminuye”, señaló la nutricionista.

Es necesario resaltar que el cuerpo humano puede resistir hasta diez días sin recibir agua en casos extremos.  Nuestro cuerpo en una gran cantidad está hecho de este líquido, para ser más exactos, el adulto lleva un 60% de agua en el cuerpo y los niños un 70%.

El clima es un factor que afecta la cantidad de agua que perdemos y que ingerimos.  Una persona normalmente micciona un litro y medio de líquido al día.  En una temperatura cálida la transpiración aumenta y por ende se incrementa la cantidad de líquidos perdidos.

El agua en nuestro cuerpo es el transporte de todos los nutrientes y los elementos de deshechos que viajan a través de la sangre.  Otra función importante que cumplen los líquidos se dan a través de nuestro sistema digestivo.

Los doctores recordaron que hay tres formas de conseguir líquidos para nuestro cuerpo: La primera es por medio de los líquidos propiamente dichos como el agua, jugos e infusiones.  Otra manera es el agua a través de los alimentos.  Así también podemos obtener agua por medio del metabolismo producto de la digestión.

Finalmente, para llegar a los ocho vasos con agua recomendaron tomar líquidos entre las comidas y beber distintos tipos de jugos y refrescos naturales.

13 Tips caseros para desintoxicar el Hígado

Deja un comentario

higadoEl hígado es uno de los más importantes órganos que tenemos ya que es nuestro principal desintoxicante. El hígado ejecuta cientos de funciones por lo que debemos mantenerlo en muy buen estado. Algunas enfermedades del hígado son la hepatitis A, B, C, D y E, la cirrosis hepática, la cirrosis biliar primaria y otros.

Para limpiar, desintoxicar y mantener en buen estado el hígado, aquí encontraras algunos remedios y plantas caseras para tener un hígado saludable.

  1. El cardo mariano, es una planta medicinal comestible que reparan las células muertas del hígado y ayudan a eliminar las toxinas. Esta planta es muy efectiva para los que sufren de hepatitis, cirrosis e insuficiencia hepática. Pero si usted no sufre de algunas de estas enfermedades al hígado, esta planta medicinal también le ayuda a limpiar y mejorar la función del hígado. El cardo mariano se puede consumir en capsulas, ensaladas o infusión.
  2. Un tratamiento casero para desintoxicar el hígado es consumir aceite de oliva extra virgen con limón. Tome en ayunas una cucharada de aceite de oliva con media tapa de limón y déjelo en su boca por unos treinta segundos para que se mezcle con la saliva, y luego páselo. Esto ayudara a que el cuerpo lo absorba mucho mejor.
  3. El diente de león es otra planta natural que sirve como remedio para limpiar el hígado y combatir la hepatitis. Puedes consumir las hojas como la flor en ensaladas o hervidas o tomar en infusión. Las raíces del diente del león tienen la propiedad de tratar la ictericia, enfermedad que pone la piel amarilla a causa del hígado. Las hojas de esta planta medicinal son diuréticas, muy eficaz para eliminar el exceso de agua y las flores contienen lecitina, esta proporciona elasticidad a las membranas celulares y las protege, lo cual garantiza que el corazón, el cerebro y el hígado funcione muy bien.
  4. La toronja o jugo de pomelo incrementa las defensas del organismo. Fortalece la digestión y al sistema urinario. Tome una vaso de jugo de toronja en ayunas o después de las comidas, es muy eficaz contra la anemia ya que ayuda a absorber el hierro de los alimentos mucho mejor.
  5. La remolacha, rábanos o rabanitos desinflaman y desintoxican el hígado. La remolacha tiene muchas propiedades curativas, el jugo de esta ayuda a la cicatrización de la piel, cura el cáncer, evita el estreñimiento ya que ayuda a realizar la digestión y refuerza el hígado.
  6. La alcachofa es muy conocida como remedio natural para el hígado. Hierva la alcachofa y coma toda la carnecita que tiene en sus hojas y la comida que tiene en el centro. Se puede también tomar la infusión de la alcachofa. Otra manera de consumirla es licuar unas cuatro hojas de alcachofa con el agua que se ha hervido y tomarla después de las comidas.
  7. La mezcla del diente de león con la alcachofa también es un buen tratamiento casero para desintoxicar el hígado. Prepara una infusión con los dos ingredientes y tómalo tres veces al día.
  8. El ajenjo o conocido científicamente como Artemisia absinthium limpia y desinflama el hígado. Prepara una infusión de las hojas secas del ajenjo y toma dos tazas dos veces al día poco a poco. No endulzar.
  9. Beba abundante agua para expulsar las toxinas del organismo.
  10. La vitamina C, E, B zinc y magnesio mejora el sistema inmunológico.
  11. Mastique bien su comida para tener una buena digestión.
  12. Vigile su alimentación. No coma chocolates, galletas, caramelos ni cosas fritas. El plátano, las ciruelas y el melón no son aconsejables comer si está mal del hígado. Reduzca el consumo de té y café. Evite fumar y consumir alcohol. Tome infusiones de plantas medicinales ya mencionadas
  13. Evite los antibióticos, ya que estos pueden destruir las bacterias útiles en el intestino.

El Estrés y la Alimentación

Deja un comentario

Deseo despedir este Noviembre con un tema de moda el Estrés y con la ayuda de una buena alimentación podemos combatirlo, aquí se los dejo y espero sus comentarios.

Los alimentos inciden en nuestra calidad de vida y en muchos casos, favorecen la tensión y la ansiedad. Tener una buena alimentación nos ayuda a prevenir y combatir el estrés.

El cuerpo consume más rápido vitaminas, proteínas y minerales, en los momentos de estrés bajando las defensas y perdiendo nutrientes esenciales. Una de las mejores formas de combatirlo es incluir alimentos que ayudan a reponer energías.

  • Frutas y verduras: busca alimentos con alto contenido de vitamina C como la naranja, banana o plátano y tomate; además alimentos con vitamina A como la zanahoria, espinaca y brócoli. Ambas vitaminas constituyen un importante factor protector contra el estrés, ya que refuerzan el sistema inmunológico, regulan el sistema cardiovascular y proporcionan antioxidantes.
  • Proteínas: el estrés agota las reservas de proteínas. Por eso es importante comer carnes de todo tipo. Eso sí, en raciones moderadas. Recomendación: carne de pescado fresco.
  • Pan y cereales: la fibra es un elemento antiestrés. Puedes encontrarla en el pan normal o, de preferencia, integral. Tampoco te olvides de los cereales enteros, pues son alimentos ricos en vitaminas, minerales y carbohidratos.
  • Frutas secas: aportan energía, antioxidantes y mantienen un óptimo funcionamiento del sistema nervioso. Son armas eficaces para controlar la ansiedad y, por supuesto, para evitar los snacks chatarra.
  • Maca: la maca seca estimula la producción de serotonina y disminuye los niveles de cortisol, mejor conocido como la hormona del estrés.
  • Agua: el estrés genera daños en los tejidos. Por eso, es necesario tomar agua, hidratante por excelencia. Además, es mejor que tomar gaseosas, refrescos envasados o bebidas alcohólicas, recursos tan comunes, y poco saludables, para “matar el estrés”.

Ejercicio en el Agua

2 comentarios

En este Post le proporcionamos otras opciones para este verano, recuerden lo importante es hacer ejercicio siempre.

Nuestro cuerpo es agua en un 75-80%, por eso es fácil que en ella nos sintamos “como pez en el agua”. Descubre todas las ventajas que presenta ejercitarse en el medio acuático.
Al meternos en el agua, la presión que ejerce nuestro cuerpo se reparte por las zonas que quedan sumergidas. Además, existe una fuerza vertical que va en sentido contrario al de la gravedad y que nos permite flotar. Por ello, cualquier movimiento que se realice en el medio acuático es más fácil de llevar a cabo.

El agua, además, sirve de soporte para el peso del cuerpo y, por tanto, facilita el aumento del ángulo de movimiento articular, mejora la estabilidad y el equilibrio e incrementa el tono muscular. Por otro lado, el impacto sobre las articulaciones se reduce, por lo que al ser actividades de bajo impacto éstas no sufren y nos permite trabajar de una manera que fuera del medio acuático sería inviable.
Para personas poco entrenadas es el medio ideal para iniciar su práctica deportiva. Se trata de un medio placentero, relajante y divertido. Eso hace que nos mantenga motivados para mover el cuerpo durante largos periodos de tiempo y así aumentar los beneficios que se obtienen con el ejercicio.

Para todos
Ejercitarse en el agua está indicado desde la infancia, incluso para los bebés, y hasta la gente mayor. Pero lejos de lo que muchos piensan, no se trata de una actividad exclusiva para mayores sino que todos podemos beneficiarnos de su práctica.

Pero antes de empezar a practicar, es importante  preguntarse: ¿cuál es nuestro objetivo -que es lo que queremos conseguir-? Y, ¿en qué estado de salud y preparación nos encontramos en el momento de iniciar la actividad? La respuesta a estas preguntas será básica para valorar cuáles son las indicaciones o recomendaciones a nivel individual.

No sólo natación
En el agua no toda la actividad que se puede desarrollar es la natación. Es cierto que es un ejercicio muy completo y que reporta grandes beneficios globales, pero también podemos ejercitarnos de otras maneras que, para muchos, resultan más amenas. Es el caso de la “gimnasia acuática o aquagym”. Además, también encontramos la terapia acuática enfocada a la rehabilitación o de carácter preventivo.
 

  • Si no tenemos problemas de salud pero nuestro nivel de preparación es bajo: se aconseja empezar por actividades que sean poco exigentes a nivel cardiovascular y de resistencia, es decir, donde no se precise un gran fondo físico y que permita aprovechar al máximo los minutos que le dediquemos a ello. Lo ideal es empezar por clases dirigidas de aquagym enfocadas a tonificar y en las que también se combine actividad cardiovascular de intensidad media. De esta manera, conseguimos no “abandonar a la primera de cambio” ya que nos resultará ameno y fácil y con constancia notaremos mejoría en nuestro estado general. La primera impresión es que mejora nuestra agilidad y que cada vez “aguantamos” más y mejor sin esa sensación de que nos “ahogamos” y nos falta el aire.
  • Si tenemos un buen fondo físico: el agua también  ayuda y lo que se debe hacer es buscar mayor exigencia tanto a nivel cardiovascular como de fuerza-resistencia para obtener mejores resultados. Hay actividades con música, coreografiadas, y que utilizan un equipamiento adicional (tablas, manoplas, steps…) pensadas precisamente para aumentar la resistencia contra la que trabajamos. Existe incluso la modalidad de “spinning” acuático, perfecta para quemar calorías.
  • Si preferimos una actividad individual, ya sea porque no nos gustan las clases colectivas o porque nuestros horarios no se adaptan a las que se ofrecen, no debemos pensar en la natación como única opción. Existe una actividad que se conoce como “waterwalking” (andar en el agua) donde quemaremos entre 300-500 cal/h y que resulta ideal para poner a nuestro corazón en forma. Si queremos aumentar un poco más nuestro  rendimiento y nuestro esfuerzo  podemos atrevernos con el “water jogging o cross training” que ayuda a mantener el equilibrio de los grupos musculares en general y reforzar aquellos que habitualmente no usamos en carrera y de esta manera dejamos que los que si usamos se relajen.
  • Para aquellas personas que presenten algún problema de salud o patología es básico pedir opinión médica al respecto, bien a su médico o al médico que tenga el propio centro deportivo.

El Agua por Masaru Emoto

Deja un comentario

En este post luego de navegar por la Red encontré este Video que nos cambiara la perspectiva del agua y del gran poder que tiene y cómo podemos usarla en nosotros…
Y no se olviden de hacer comentarios para enriquecernos mutuamente. Gracias

Todos podemos programar el Agua que bebemos y mucho más.