El Pistacho

pistachoEs un árbol pequeño del género Pistacia, originario de las regiones montañosas de Grecia, Siria, Turquía, Kirguistán, Turkmenistán, Irán, Pakistán y Afganistán occidental, que produce un importante fruto para uso culinario llamado pistacho, pistache o alfóncigo. A la Pistacia vera se la confunde a menudo con otras especies del género Pistacia, pueden diferenciarse de la P. vera por su distribución geográfica originaria y por sus frutos, más pequeños, con un intenso sabor a trementina y una cáscara dura, Tiene como principal productor a Irán, con 472.097 toneladas de pistachos en 2011. Según American Pistachio Growers y la American Heart Association, tomar unos 30 gramos diarios de pistachos sin cáscara, lo que equivale a unas 49 unidades, ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Este fruto proporciona además otros grandes beneficios, que van desde reducir la incidencia de la diabetes hasta rejuvenecer la piel.

Ayuda a controlar el peso y reduce la tendencia a la obesidad. Esto se debe a su perfil nutricional rico en fibra, que produce un efecto saciante y prolongado, colaborando al control del peso. Asimismo, según un estudio publicado en la revista científica PlosOne, comer frutos secos como los pistachos, tres veces por semana o más, reduce la probabilidad de sufrir obesidad, síndrome metabólico y diabetes.

Favorecen la vista, con nutrientes como la riboflavina, la luteína y la zeaxantina, que actúan como antioxidantes y la protegen del daño solar.

Mejoran y regulan el tránsito intestinal, ya que una ración de pistachos aporta 3 gramos de fibra, lo que equivale a más del 10% de la cantidad diaria recomendada.

Mantienen los dientes fuertes gracias al aporte de fósforo, un nutriente imprescindible para la buena salud dental.

Fortalecen los huesos y músculos proporcionado proteínas vegetales, fósforo, magnesio y potasio, por ello son muy recomendables para los deportistas.

Reducen el estrés. El potasio y el magnesio de los pistachos contribuyen a reducir la presión arterial y la frecuencia cardiaca en situaciones de estrés.

Además, ayudan a mantenerse joven combatiendo el envejecimiento de la piel y protegiendo al cuerpo de los agentes oxidantes. Esto se debe a su alto contenido en antioxidantes como la luteína, gama-tocoferol o zeaxantina y a las vitaminas B2 y E.

Mejora la vida sexual, la función orgásmica y el deseo sexual. ¿El secreto? Su alto contenido en grasas saludables, esteroles naturales de las plantas, proteínas, fibra y antioxidantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s