champinonesEl champiñón es un hongo muy benéfico que tiene un uso culinario de miles de años atrás. Los griegos empezaron a consumirlos en el siglo V antes de Cristo, hay evidencia de manuscritos de Hipócrates y Eurípides. La cultivación del champiñón renace a principios de los 1700, empezando su cultivo en cuevas subterráneas de París en el tiempo de Luis XIV y floreciendo hasta la mitad del siglo veinte. Los champiñones ahora se producen en más de 80 países y en la actualidad más de 6 millones de toneladas comestibles son producidas comercialmente cada año alrededor del mundo.

Las propiedades del champiñón no solo se reducen a un alimento bajo en calorías, ya que en tan solo 100 gr. hay cerca de 20 calorías (una mandarina tiene un poco más). El champiñón puede ahora considerarse un alimento funcional ya que no sólo aporta pocas calorías y proteínas de alto valor biológico sino que tiene antioxidantes que ayudan a mejorar la función inmunológica del cuerpo.

La fibra del champiñón no se absorbe y funciona ayudando a mejorar el nivel de colesterol en sangre y ayudándome al aporte de fibra que una persona necesita diariamente.

El champiñón contiene una sustancia que se llama Ergotioneina, el cual es un antioxidante, es decir me ayuda a combatir la formación de radicales libres por parte del cuerpo y bloquear sus efectos nocivos en el cuerpo. Debido a esta sustancia, se han realizado diversos estudios clínicos para ver sus efectos benéficos en el ser humano. Se ha visto que hay algunas variedades de champiñones que podrían aminorar el crecimiento de células tumorales, sobre todo para personas que sufren de cáncer de mama y cáncer gástrico.

El champiñón además posee una cantidad importante de vitamina B1 y B2, además de vitamina B12, lo cual es poco común en un vegetal, ya que la mayoría de fuentes de vitamina B12 proceden de fuentes animales, esta es una excelente noticia para los vegetarianos que no comen ningún tipo de carne.

Otra propiedad, es que el champiñón posee todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita y que no produce. Su calidad proteica es muy buena, y todo esto por tan solo 20 calorías por 100 gramos.

Increíble, verdad. Lo importante antes de comprar es tener la información para saber que puede comer uno, los alimentos si afectan nuestra salud.

Anuncios