Ejercicio antiestrés para el Trabajo

1 comentario

estres-y-ansiedad¿Sientes estrés en el trabajo? Te proponemos un ejercicio antiestrés sencillo para evitar reducir el estrés y la ansiedad en el trabajo. Es muy fácil de seguir, y eficaz.

La ansiedad en el trabajo tiende a ser un trastorno común que, cada día, afecta a un buen número de personas, lo que unido a la situación actual de crisis económica ha llevado a que las consultas de psicólogos se llenen de personas estresadas y ansiosas, que sienten nerviosismo en el trabajo.

A la hora de controlar la ansiedad, y superarla, es fundamental preguntarnos ante qué situaciones sentimos ansiedad, ante qué circunstancias aparece y qué podemos hacer para reducirla (esto es, si creemos que contamos con las técnicas suficientes para poder controlarla y solucionarla).

Suele ser habitual que esa ansiedad aparezca porque no podemos controlar lo que los demás piensen sobre nosotros, sobretodo en el trabajo, en donde es común las riñas y envidias. En este sentido debemos siempre tener en cuenta que lo mejor es aceptar nuestro trabajo y nuestros compañeros tal y como son, no obsesionándonos con que si éstos nos aprueban o no.

Si la ansiedad aparece de vez en cuando pero no se trata de un trastorno que podríamos considerar como crónico, existen determinados ejercicios antiestrés que pueden resultar de utilidad para practicar en el trabajo. Toma buena nota, ya que son bien sencillos de seguir.

 Ejercicio relajante para el trabajo
Si sientes que la ansiedad va a hacer acto de aparición un buen ejercicio es colocar tu dedo índice contra el lado de la nariz izquierdo y tomar aire profundamente por el lado derecho.

Luego, puedes alternar de lado y repetirla durante algunos minutos. Te ayudará a centrar la atención en la respiración y no en la sensación de ansiedad.

La Granada

Deja un comentario

granada

La granada es del tamaño de una naranja; tiene una cáscara dura y su color es de un rojo oscuro. Las semillas de un rojo escarlata son la parte comestible de la fruta. Para conocer los secretos de esta fruta, sigue leyendo.

La mayoría de las granadas tienen su sabor en las semillas, las cuales son delicadas, dulces y con cierta acidez. La membrana es la que encierra las semillas y es blanca, esponjosa y con un sabor muy amargo.

Las granadas se identifican por sus enormes beneficios para la salud; de hecho, se ha usado durante siglos en el Medio Oriente, Irán e India y ha sido usado en el tratamiento de inflamaciones, garganta irritada, y reumatismo.

Son ricas en taninos, de ahí el amargor de su piel, que también se utiliza como infusión para luchar contra enfermedades de garganta, cólicos y diarreas. Desde la antigüedad, la corteza y membranas, eran usadas para combatir las lombrices intestinales.

Tiene un alto potencial antioxidante, por lo que es ideal para combatir enfermedades. Varias investigaciones sugieren que el zumo de granada puede contener entre dos y tres veces más capacidad antioxidante que la del té verde o el vino tinto. La granada contiene unas 65 cal./100 gr., es rica en pectina, taninos, antioxidantes, flavonas, fibra, vitaminas E, C, B1, B2, B3, B9, y minerales como fósforo, cobre, hierro, cinc, calcio y muy rica en manganeso y potasio.

La granada es muy astringente y posee efectos favorables para aliviar el asma, la fiebre, la flatulencia, las enfermedades cardiovasculares; también es capaz de evitar la retención de líquidos, los parásitos intestinales, la arteriosclerosis, ayuda a combatir la hipertensión, la anemia ferropénica y el exceso de ácido úrico.

Medicina Ayurveda

Deja un comentario

aryuvedaEn sánscrito, Ayurveda significa “la ciencia de la vida”. Este tipo de medicina nació en la India, hace más de 5000 años, de la antigua cultura de los Vedas. Los principios de muchos de los métodos terapéuticos conocidos actualmente en occidente, como la homeopatía, tienen sus orígenes en la medicina ayurvédica.

La medicina ayurvédica presta una gran atención a la prevención y el mantenimiento de la salud mediante el equilibrio en la propia vida, el uso de un pensamiento constructivo, una dieta sana y las plantas medicinales. Su objetivo es lograr este equilibrio entre cuerpo, mente y conciencia de  acuerdo con la constitución de cada uno. La combinación única de características físicas, mentales y emocionales de cada persona es lo que conforma su constitución. Muchos factores, tanto externos como internos, pueden alterar este equilibrio, produciendo cambios en la constitución que dan lugar a enfermedad (el equilibro es salud, el desequilibrio enfermedad). Algunos de estos factores son la alimentación, el trauma físico, problemas laborales, problemas de pareja, etc.

En Ayurveda se distinguen tres tipos básicos de energía o principios funcionales: vata, pitta y kapha, que pueden relacionarse con la biología básica del organismo.

Vata es la energía del movimiento. Gobierna la respiración, el latido cardíaco y todos los movimientos en las células. Cuando está equilibrada, produce creatividad y flexibilidad. Si está en desequilibrio produce miedo y ansiedad. a nivel físico el desequilibrio da lugar enfermedades como enfisema, neumonía, artritis, y síntomas como flatulencia, tics, sequedad de piel y pelo, dolor en las articulaciones, estreñimiento, etc.

Pitta es la energía del metabolismo. Gobierna la digestión, absorción, asimilación, nutrición, metabolismo y temperatura corporal. En equilibrio produce comprensión e inteligencia. En desequilibrio produce rabia, odio y celos. A nivel físico: fiebre, enfermedades inflamatorias, úlceras, conjuntivitis, dolor de garganta, etc.

Kapha es la energía de la lubricación y la estructura corporal (huesos, músculos, tendones) y mantiene unidas las células en un todo. Proporciona el líquido necesario, lubrica articulaciones, piel y mantiene la inmunidad. En equilibrio produce amor, calma y perdón. En desequilibrio da lugar a dependencia, envidia y avaricia. A nivel físico: gripes, sinusitis, diabetes, dolor de cabeza, retención de líquido, etc.

Cuando el organismo está en equilibrio, sus defensas naturales pueden defenderlo de la enfermedad y mantenerse sano sin necesidad de ayuda. Por eso es tan importante volver a lograr el equilibrio. El médico ayurveda, tras examinar al paciente, sabe en cuáles de estas energías está habiendo un desequilibrio, a qué niveles, etc. y da las indicaciones necesarias para restablecerla. Es decir, el tratamiento consiste en recomendaciones para cambiar el estilo de vida, dieta y uso de plantas medicinales. A veces se utiliza un programa de limpieza llamado panchakarma, para librar al cuerpo de toxinas a cumuladas.

El Eucalipto

1 comentario

eucalypto_0

El eucalipto es un árbol de múltiples usos con propiedades medicinales. Normalmente se utiliza para el tratamiento de las enfermedades del aparato respiratorio.

  1. Hervir tres tazas de agua con un puñado de eucalipto por 5 minutos aproximadamente. Aspirar o inhalar los vapores cubriéndose la cabeza y principalmente los ojos como protección. Apropiado para los que sufren de rinitis, Sinusitis, catarro y otros
  2. Hervir unas hojas de eucalipto en una taza de agua, dejar enfriar un poco y tomar 2 veces al día. Es muy bueno para las personas con diabetes, ya que disminuye los niveles de azúcar en la sangre.
  3. Si tienes gripe, hierve 4 hojas de eucalipto en una taza de agua, luego tómalo con miel dos veces al día.
  4. Si sufres de “aftas bucales”, disuelve 3 gotas de aceite en 1 taza de agua y haz gárgaras, eso evitará infecciones y llagas bucales. También evita el mal aliento.

 Ten cuidado de tragar el líquido. Para algunas personas el eucalipto puede producir reacciones adversas.

Será mejor que al principio inicie con pequeñas dosis para ver si no hay ninguna reacción desfavorable.

Evitar estos tratamientos con mujeres embarazadas, niños menores de 2 años, personas con problemas hepáticos, úlceras u otros problemas digestivos.

Nunca utilice el aceite de eucalipto puro, siempre mézclelo con agua.

Índice de Masa Corporal (IMC)

Deja un comentario

El Índice de Masa Corporal (IMC), también conocido como índice de Quetelet, es el resultado de la división entre la masa corporal de una persona y su estatura. O lo que es lo mismo la división de la masa en kilogramos entre el cuadrado de la estatura expresada en metros:

imc

A pesar de que el Índice de Masa Corporal no hace distinción entre los compartimentos grasos y magros de la masa corporal total, que ofrecería un resultado más ajustado, éste es el método más práctico para clasificar el estado nutricional. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el estado nutricional de las personas puede ir desde el infrapeso a la obesidad mórbida.

Como vemos en la siguiente tabla propuesta por la Organización Mundial de la Salud, en adultos se suele establecer que un Índice de Masa Corporal (IMC)  comprendido en el intervalo de 18,5 a 25 corresponde a una persona saludable. Un Índice de Masa Corporal por debajo de 18,5 indica malnutrición o algún problema de salud, mientras que un Índice de Masa Corporal de 25 o superior indica sobrepeso. Del mismo modo, se entiende que si el resultado de la división es superior a 30 existe obesidad leve y a partir de 40 la persona sufre obesidad mórbida, que puede llegar a requerir una operación quirúrgica.

 Por ejemplo el índice de masa corporal para una persona de 70kg de peso y 1.752 metros de altura al cuadrado sería igual a 22.9, lo que entraría según la clasificación de la OMS en los parámetros de normalidad en una persona adulta.

Clasificación según la OMS: 

Infrapeso <18.50
Delgadez severa <16.00
Delgadez moderada 16.00 – 16.99
Delgadez aceptable 17.00 – 18.49
Normal 18.50 – 24.99
Sobrepeso ≥ 25.00
Preobeso 25.00 – 29.99
Obeso ≥ 30.00
Obeso tipo I 30.00 – 34.99
Obeso tipo II 35.00 – 39.99
Obeso tipo III ≥ 40.00

 El índice empezó a ser utilizado en los años ochenta en Estados Unidos como método utilizado en los primeros estudios epidemiológicos para determinar el grado de obesidad en la población adulta.

Grasas Trans

Deja un comentario

grasatransLas grasas trans son grasas tóxicas que se producen principalmente cuando se somete una grasa vegetal líquida y se la convierte en sólida por medio de un proceso que se llama “hidrogenación”, el cual consiste en calentar el aceite líquido e inyectarle burbujas de hidrógeno para que vaya cambiando su consistencia de líquida a pastosa (cuando es hidrogenada parcialmente) o sólida (cuando es hidrogenada totalmente).

Este proceso permite una serie de beneficios en las características físicas de la manteca resultante pero no así en su calidad nutricional, puesto que las grasas trans se producen como resultante de desecho del proceso, contaminando el producto final.

¿Y cómo afectan nuestra salud?  Estudios de la Universidad de Harvard, han demostrado que las grasas trans consumidas diariamente pueden condicionar un deterioro de la salud cardiovascular, ya que aumentan la concentración de colesterol malo (LDL) y una disminución del colesterol bueno (HDL), así también como un aumento en el colesterol total.  Se habla que las grasas trans podrían ser responsables de casi 100,000 muertes anuales en Estados Unidos por un consumo desmedido (muchas veces por falta de información).

Se recomienda no consumir más de 2 gr. de grasas trans por día.  Las grasas trans están presentes en muchos alimentos y a veces lo ignoramos.  Está presente en la mayoría de alimentos procedentes de la industria de la panadería (panes, kekes, bizcochos, tortas, galletas, etc.) y todos los productos que utilicen grasas vegetales hidrogenadas o manteca vegetal obtenida por este proceso.  También se pueden incluir algunas margarinas, chocolates, chicles, helados, rellenos de galletas, canchita de microondas entre otros.

Lamentablemente en nuestro medio no está regulado por ley incluir la cantidad de grasas trans en nuestros alimentos como lo está en Estados Unidos.  No se trata de sobre alertar, sino de tener la información para saber escoger.  Mire bien las etiquetas y lea los ingredientes, busque opciones que no tengan “grasa vegetal hidrogenada” o “manteca vegetal”.  Busque alimentos que digan “aceite vegetal” como parte de sus ingredientes, puesto que esto quiere decir que el aceite es líquido y no hidrogenado.