vino_caldoEl vino tinto tiene muchas propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes, se ha visto que posee sustancias que podrían ayudar a prevenir diferentes tipos de cáncer en el organismo.

Los diferentes tipos de cánceres tienen un multiorigen.  La predisposición genética (historia familiar) es un factor muy importante que aumenta el riesgo, otro factor es la oxidación y presencia de radicales libres.

Los radicales libres son grupos de átomos con un número impar de electrones y son formados cuando el oxígeno interactúa con ciertas moléculas.  Cuando se forman, pueden ocasionar una reacción en cadena como piezas de dominó.  El peligro principal es que pueden causar mucho daño al ADN de las células o a sus membranas celulares, cuando esto sucede, las células pueden funcionar pobremente o morir o a veces puede ocurrir un daño que genere un cambio celular hacia la neoplasia o cáncer.  Para prevenir el daño de los radicales libres se deben consumir en la dieta los antioxidantes.

El antioxidante más importante del vino tinto es el resveratrol, el cual pertenece a la familia de los polifenoles.  Hay estudios donde se comprueba que podrían inhibir el crecimiento de células cancerígenas en etapa de iniciación y promoción.  De hecho en la actualidad se está aislando el compuesto para utilizarlo como parte del pre-tratamiento de algunas neoplasias, ya que se ha visto que logra sensibilizar la supresión de la proliferación de células malignas en su etapa inicial para dar paso después a tratamientos convencionales.

Según un estudio publicado por la Universidad de Texas en el 2004, el antioxidante resveratrol puede inhibir la proliferación de una variedad de tumores como mama, próstata, estómago, colon, páncreas, tiroides, melanoma, ovario entre otros.  En vivo, el resveratrol bloquea el progreso del cambio celular hacia el cáncer en sus diferentes etapas (iniciación, promoción y progresión).

Diversos estudios científicos han demostrado estas propiedades mencionadas anteriormente.  El Dr. Anderson en N.Y. en el 2006 concluyó en su estudio que las personas que bebían de 3 a más vasos de vino por semana eran menos susceptibles (30 % menos) a desarrollar crecimientos anormales en el colon que pudieran terminar en cáncer. El cáncer de colon es el Nro. 3 entre los hombres y mujeres en Estados Unidos.  Él sugiere que el resveratrol puede jugar un papel protector.  Este compuesto es hallado en las uvas. El vino tinto tiene mayor poder de antioxidación que el vino blanco y esto se debe a que la cáscara de las uvas se retira durante la producción del vino blanco.

El vino tinto posee muchas propiedades que pueden ayudar a mejorar su salud, todo en su justa medida ya que también aporta calorías (150 cal. aprox. por copa) y contiene una baja proporción de alcohol comparado a otras bebidas alcohólicas.  ¡A su salud!

Anuncios