Este es un tema de análisis y no desesperarse por bajar de peso, lo más importante es nuestra salud antes que nuestra apariencia física.

pesograsaTodo el tiempo escuchamos hombres y mujeres haciendo la afirmación “debo y quiero perder peso”, pero en la mayoría de los casos no conocemos la verdadera línea que diferencia la pérdida de peso corporal y la perdida de grasa.

 Cuando hablamos de Perder peso nos referimos a disminuir libras y kilos en la báscula independientemente (en la mayoría de las ocasiones) de la cantidad de masa muscular de calidad que estemos perdiendo. Entonces, puedes encontrar publicidad que argumenta “pierda 10 kilos en un mes rápidamente”, pero ese es el objetivo.

 Perder una cantidad de libras abultada de forma rápida y con dietas muy bajas en calorías puede causar indudablemente pérdida de masa muscular (además de otros desequilibrios en el cuerpo), puesto que el enfoque es disminuir la báscula a toda costa sin tener en cuenta la cantidad de musculo que se está sacrificando. Aquí no se diferencia si ese peso está representado en tejido adiposo, gasa o líquidos.

 Un estudio realizado a tres grupos de individuos, consumieron 3 cantidades distintas de carbohidratos con ejercicio regular. Al terminar, mediante una muestra de sangre el resultado mostro que al grupo al que se le suministro menor cantidad de carbohidratos tenia mayor índice de ácidos grasos libres (se habían movido reservas de grasa para generar energía), y los individuos a los que se había suministrado más cantidad de carbohidratos tenían escasa cantidad de ácidos libres  (no se habían movido las reservas de grasa para generar energía). Esto indica que el uso de grasa como fuente de energía se genera cuando los niveles de azúcar en la sangre son bajos y cuando más alto sea el índice de glucosa en sangre, más se demora en usar las reservas de grasa al hacer ejercicio.

 Es decir que el cuerpo prefiere consumir carbohidratos en lugar de grasa, ya que esta es la fuente predilecta de energía. Todo el tiempo deseamos sacar la grasa, pero nuestro organismo no y si le das una fuente de energía alterna, no se activaran las enzimas y hormonas que se requieren para mover las reservas de grasa.

 La ingesta de carbohidratos es muy importante, pero deben ser consumidos en cantidades moderadas y horarios específicos. Recuerda que debes utilizarlos solo para un fin específico: “Darle el combustible que necesita tu organismo.

Anuncios