Que alimento Dios nos ha puesto a la mesa, a consumirlo y aprovechar todos sus beneficios para nuestra salud, que esperamos…

soya

¿La soya tiene mal sabor?
En su estado natural la soya tiene un sabor fuerte, sin embargo los procesos actuales de alta tecnología en el procesamiento de la soya han logrado eliminarlo e introduciéndole un sabor agradable y además combinándolo con otros sabores.

¿Cómo se consume la soya?
Existen recetas caseras con soya según el país.  Los restaurantes vegetarianos, por ejemplo, han sabido desarrollar platos nutritivos y agradables utilizando la soya como sustituto de la carne.  Algunas localidades consumen el frijol en ensaladas combinándolas con otros vegetales.  En algunos mercados, se ha logrado desarrollar productos que van desde leche de soya, yogurts, jugos y galletas a base de soya.
Es importante señalar que no es recomendable el consumo de los granos crudos, sino que deben ser previamente cocinados.  El valor nutritivo se mantiene en el producto siempre y cuando sigan un riguroso proceso de elaboración.  Deben ser, por ejemplo, cocinados a una temperatura mayor de 60 grados centígrados.

¿Existen productos a base de soya en el mercado latinoamericano?
Claro.  En algunos países existe una gama mayor que en otros, pero la tendencia es ofrecer productos nutritivos a un número cada vez mayor de consumidores.  La población en nuestra región necesita mejorar su alimentación y la soya junto con su proteína son claves.
Entre los productos que hoy el mundo consume están el aceite de soya, la harina de soya, galletas y hojuelas de soya, el yogurt en base a soya, la leche de soya y el queso de soya, conocido como “tofú”.

¿La leche de soya remplaza a la lecha de vaca?
La leche de soya no remplaza a la leche materna, ni es tampoco un remplazo para la leche de vaca, es más bien un excelente complemento.

¿Quiénes deben consumir soya?
Todos aquellos que deseen llevar una alimentación saludable pueden consumir soya y su proteína.

¿Los niños deberían consumir soya?
Los niños sí pueden consumir soya en alguno de sus subproductos como leche, yogurt o jugos, pero como un complemento alimenticio.  No se debe dejar de lado la leche de vaca, pero con la soya podrá obtener las proteínas complementarias necesarias.

¿Es verdad que la soya y su proteína disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares?
Los últimos estudios realizados en este sentido indican que el consumo adecuado de soya y su proteína sí ayudan a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.  Es más, la FDA de Estados Unidos recomienda consumir 25 gramos de proteína de soya al día para reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Las mujeres embarazadas pueden consumir soya?
Sí pueden consumir soya.  Es un complemento perfecto para su dieta, por su aporte nutricional.

El mito del sabor
La soya al natural tiene un sabor característico, que es muy apreciado en muchos países asiáticos ya acostumbrados a él.  Sin embargo, en países latinoamericanos se viene consumiendo soya, proteína de soya y sus derivados combinados con distintos sabores como los de las frutas o incluso se llega a semejar su sabor al de la leche de vaca.
Actualmente, existen diversos procesos por los cuales se mejora el sabor de la soya sin que pierda sus nutrientes y sobretodo, el valor de su proteína.
Ya se pueden encontrar en diversos países de la región productos hechos a base de soya que son muy sabrosos, lo que ayuda a aumentar su consumo, sobre todo en los niños como complemento a una dieta nutritiva.

Anuncios