embarazo-y-estresSiempre se recomienda tranquilidad a las madres embarazadas, hay que evitar todo estrés en el embarazo, algo muy sencillo de decir pero difícil de llevar a la práctica en una sociedad en la que aún hoy, el peso de la casa lo sigue llevando mayormente la mujer y que además, tiene trabajo fuera de ella, a menudo en puestos de responsabilidad que generan una gran tensión.  El estrés en la mujer embarazada es algo común y debe ser controlado, ya que algunos de los problemas que puede ocasionar en el embarazo son bebés de bajo peso e incluso abortos espontáneos.

Estrés y embarazo:
Así lo indican recientes estudios, el estrés materno puede ser causa de recién nacidos de bajo peso para su edad de gestación y además, en los últimos años se ha demostrado que este estrés de las mujeres es mucho más importante durante el embarazo y que la tensión nerviosa de la madre puede relacionarse, además del bajo peso del recién nacido, con abortos espontáneos.
Está demostrado que en una madre estresada el flujo de nutrientes hacia el bebé disminuye, al alimentarse menos, ocasiona bebés de bajo peso que a su vez pueden presentar dificultades locomotrices en el futuro, es algo aritmético y que la madre debe valorar, por encima de cualquier cosa siempre ha de estar el bienestar de nuestro bebé.
Un estudio reciente con 1.000 mujeres embarazadas ha demostrado que las 55 que perdieron al bebé se sentían más estresadas, tenían niveles más altos de cortisol y más bajos de progesterona (hormona crucial para el mantenimiento de un embarazo saludable).  Según este mismo estudio, algunos bebés expuestos a un alto nivel de cortisol tienen un coeficiente intelectual más bajo al año y medio de edad.  Son más proclives a padecer ansiedad y miedos y a sufrir problemas de desarrollo neurológico como retrasos cognitivos, ansiedad o problemas de conducta como el síndrome de hiperactividad y déficit de atención.

Eso sí, ¡no te alarmes, ni te estreses por leer esto!

Las mujeres no debemos preocuparnos excesivamente por los resultados de estas investigaciones, ya que todos estos datos tan alarmantes están en relación con niveles extremos de estrés, en cualquier caso, conviene mantenerse atento a nuestro nivel de estrés y controlarlo y reducirlo en la medida de la posible.

¿Cómo controlar en estrés en el embarazo?
Cada vez es más frecuente la necesidad de una baja laboral de una embarazada sometida a estrés, con objeto de recuperar la ganancia de peso de un feto que se había estacionado en su crecimiento intrauterino.
Con un aporte nutricional adecuado, tranquilidad y reposo se consigue una mejor nutrición del feto y un mayor aporte de sangre oxigenada al territorio fetal.

Anuncios