Es fantástico hacer ejercicios, pero tenemos que reconocer errores que cometemos por querer hacer las cosas a lo loco, detengámonos y disfrutemos el deporte, no suframos haciéndolo.

Ejercicios032

Hay algunos errores comunes que muchos deportistas cometen, a menudo varios a la vez, que se convierten en verdaderos obstáculos para alcanzar el progreso, aquí  te detallamos cuales debes de eliminar sí quieres lograr avances superiores:

 Exceso de intensidad
El cuerpo solo puede tolerar una cierta cantidad de estrés físico y nervioso y para regenerarse por completo necesita el reposo total. Cuanto más duro entrenes, tanto más descanso será necesario para que el crecimiento pueda tener lugar y eso significa días de absoluto reposo del entrenamiento, algo imposible de conseguir entrenando seis o siete días por semana. Ten presente que mientras que la recuperación no se haya completado el cuerpo no creará ni un solo gramo de músculo.

 Entrenar con pocas series, pero dolorosas
Algunos se toman al pie de la letra la frase “no hay progreso sin dolor”, realmente son muy pocos los capacitados para sufrir el dolor en cada serie y menos aún recuperarse física y mentalmente, es mucho más productivo y agradable a la mente, además de eficaz entrenar añadiendo una mayor cantidad de series que se detengan en el punto de incomodidad. Obligarse a soportar el dolor de cada serie de ejercicio es un martirio que vaciará tus reservas y entusiasmo, cayendo en el sobre entrenamiento y aumentando el riesgo de lesión.

 Rutina monótona
El músculo crece como consecuencia de tratar de adaptarse a una situación inusual, como lo es tener que contraerse ante una carga superior a la que se está acostumbrado, sí sigues la misma rutina un mes tras otro  no te sorprendas  ante la ausencia de ganancias al perder capacidad de reacción. Todo lo que suponga un desafío no habitual generará una respuesta de adaptación que llevará implícita el aumento de la fuerza y de la hipertrofia.

 Entrenamiento instintivo
Supone que conocemos las reacciones de nuestro cuerpo ante los distintos ejercicios y sistemas y por tanto sabemos cuando algo conviene más que otra cosa. El problema es que basándose en el instinto algunos acuden al gimnasio cuando quieren y allí hacen cualquier cosa sin ningún tipo de coordinación, bloqueando el crecimiento pues está demostrado que sin una periodicidad y constancia no se le obtiene.

Alimentación deficiente
Sí el cuerpo carece de los nutrientes necesarios para la restitución de los elementos empleados en el desgaste físico, la recuperación se retrasará y se aplazará la construcción muscular. La alimentación juega un papel primordial. Debe seguirse una dieta que incluya los carbohidratos, vitaminas, minerales y grasas saludables, seleccionando los alimentos que los contengan.

Anuncios