No podemos olvidar de las personas de la tercera edad y el ejercicios es importante para ellos, este post es un granito de arena para ayudarlos.

Ejercicios022

En forma a los 70, a los 80 y, por qué no, a los 90. La actividad física en la tercera edad también importa. Por eso, los gimnasios y otros centros adaptan  los ejercicios a las personas mayores. Desde yoga a cualquier tipo de gimnasia de mantenimiento. ¡La gimnasia no se olvida de los mayores!
Las tablas de ejercicios físicos también se adaptan a esta edad. Así, desde el calentamiento hasta los estiramientos están pensados para mover el cuerpo y estimular la circulación sanguínea sin llegar a agotar. Respecto al ejercicio aeróbico, estas son algunos de los ejercicios básicos que se suelen hacer en una clase de ejercicios en grupo para la tercera edad:

  • Caminar y avanzar hacia delante con largos pasos.
  • Andar en zig zag sin chocarse con el compañero.
  • Caminar hacia delante y hacia atrás.
  • Combinación de pasos en distintas direcciones.
  • Baile y ejercicios al ritmo de la música.

En cualquier caso, el monitor de gimnasia debe hacer la clase divertida y entretenida para no desmotivar a sus alumnos. Además, debe ser muy permisivo con el ritmo de progresión que lleve cada persona mayor. Eso sí, aquí también lo que prima es la constancia: dos o tres veces a la semana hay que hacer estos ejercicios, además de mantener una vida activa, hará que gane la salud de nuestras personas mayores.

 Beneficios de hacer Ejercicios
En la tercera edad, tanto la calidad de los huesos, como la fuerza muscular, la elasticidad, el sistema inmunológico, y la eficacia cardiorrespiratoria, si se mantiene una actividad física periódica, mejoran considerablemente.

  • El realizar ejercicios en esta etapa de la vida, mejora la memoria, reduce el riesgo de padecer depresión, ansiedad y estrés., está comprobado que el ejercicio físico disminuye el riesgo de contraer cualquier tipo de demencia, que suelen desencadenarse en la vejez, y puede reducir hasta un 40% los riesgos de la edad de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Por otro lado realizar deportes, mejora la composición corporal y con ello ayuda a mantener los niveles tanto de glucosa como de presión arterial estables, que muchas veces con el correr de los años se desestabilizan producto de una vida sedentaria y mala alimentación.
  • Con una dieta saludable es la fórmula perfecta para reducir cualquier tipo de patología, sobre todo los enormes riesgos que a avanzada edad, puede llegar a provocar el desarrollo de una diabetes de tipo II.
  • Para las personas que no poseen grandes resistencias aeróbicas, que precisan que necesitan valerse de ayudas en su vida cotidiana, practicar algún deporte, caminatas, o salir a pasear en bicicleta, mejora su consumo de oxígeno y les hace ganar independencia.
  • Además realizar deportes, disminuye las cifras de colesterol en sangre y grasas totales del cuerpo.

El deporte, independientemente del que elijas, es una actividad que no importa la edad que se tenga, todos deberíamos practicar.

Anuncios