Estas son algunas sugerencias para disfrutar un verano con nuestros hijos y disfrutar de la diversión con salud y ejercicio. Aquí va la segunda parte.

Juegos para Jardín o Campo
Ejercicios028El jardín, así como otros entornos en la naturaleza, es el lugar propicio para desarrollar numerosas actividades lúdicas con niños que contengan, además, un componente didáctico. Solo es necesario formar un pequeño grupo de pequeños y animarles a ponerse en movimiento con algunas de estas ideas.

  • Búsqueda del tesoro. Por equipos o de forma individual, los niños deben encontrar pequeños objetos escondidos antes por un adulto. El pequeño que consiga recopilar un mayor número de tesoros será el ganador. También se puede jugar a localizar elementos que se integran en la naturaleza: buscar cinco piñas o diez piedras redondas, por ejemplo.
  • Carreras de carretillas. Para esta actividad, los niños deben agruparse por parejas. Uno de ellos agarra por los pies a su compañero. Comienza una carrera en la que el compañero se desplaza sobre el suelo con las palmas de las manos hasta un punto marcado. Al llegar a la señal acordada (una piña, un palo…) se invierten los papeles.
  • El pañuelito. Se forman dos equipos. A cada niño se le asigna un número (o un color, una fruta…) que tendrá su correspondiente en el grupo contrincante. Los equipos contrarios se sitúan en línea: uno frente al otro. En medio se coloca el árbitro con un pañuelo alzado en la mano. Cuando este diga un número, los dos niños de sendos equipos a los que se les ha adjudicado esa cifra deben salir con el fin de alcanzar el pañuelo, agarrarlo y llevarlo a su línea. El jugador que no logre capturar el trozo de tela será eliminado. El juego finaliza cuando uno de los grupos se queda sin jugadores.
  • Pollito inglés. Uno de los jugadores se coloca de cara a un muro o pared. El resto de niños participantes se sitúan en una línea de salida. De espaldas al grupo, el niño del muro dirá: “Un, dos, tres, pollito inglés, que no se muevan ni manos ni pies”. Al acabar la frase, el pequeño debe volverse de cara al grupo, lo más rápido posible. Mientras está de espaldas, los jugadores habrán avanzado todo lo posible hacia la pared. El grupo se quedará inmóvil cuando el figurante se vuelva hacia ellos. Si el niño de la pared, al girarse, ve a alguno de los participantes en movimiento, este queda eliminado. Gana el participante que consiga antes llegar el muro, sin ser visto.

 Consejos para elegir las actividades infantiles en verano
Antes de elegir los juegos o actividades que se van a desarrollar con los niños durante el verano, las familias deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

  • Adecuación a la edad. Para evitar situaciones de riesgo, sobre todo si la actividad se desarrolla en el entorno acuático, es preciso considerar que el juego se adecúe tanto a la edad del niño, como a sus capacidades motrices. Muchos juegos de agua requieren que los participantes sean capaces de nadar e incluso que estén capacitados para bucear y permanecer a flote durante un tiempo prolongado.
  • Atender sus preferencias. Para que el pequeño disfrute es fundamental que el juego tenga en cuenta sus gustos. Del atractivo que tenga la actividad dependerá, en gran medida, su motivación para participar.
  • Implicación del adulto. Para que los juegos se desarrollen con total seguridad en las primeras edades, es imprescindible la implicación de un adulto que supervise el desarrollo de la actividad y esté pendiente de las necesidades de los niños.
  • Juegos en grupo. Los más pequeños necesitarán que un adulto dirija, al menos al principio, los juegos en grupo; y que explique, asimismo, de forma clara, la dinámica y las normas de la actividad. Además, es importante que el adulto controle el reparto de los equipos para verificar que este sea equitativo y que todos tengan la oportunidad de ganar y participar en igualdad de condiciones.
  • Respetar los lugares públicos. Independientemente del entorno del juego, es preciso respetar las normas básicas de urbanidad y evitar molestar al resto de personas presentes, ajenas al juego y a los pequeños. Por otra parte, cuando se quieren poner en marcha juegos en una piscina pública, hay que cuidar que se respeten las normas establecidas para los bañistas.
Anuncios