El Ejercicio y el Estrés Laboral

Deseo despedir este Noviembre con un tema de moda el Estrés y con la ayuda de Ejercicios podemos combatirla, aquí se los dejo y espero sus comentarios.

La oficina, ese lugar donde pasas la mayor parte del día, puede convertirse en un espacio más agradable y soportable si te animas y decides a hacer actividad física que se adapte a tu entorno. El ejercicio reduce el estrés, mejora el ánimo y puede utilizarse como herramienta para el proceso de toma de decisiones.

Cada vez más estudios científicos, indican que las decisiones finales se toman siguiendo un comportamiento intuitivo-impulsivo, con fuerte influencia de las emociones y no tanto a través de un proceso lógico-racional.

La actividad física actúa positivamente sobre el estado de ánimo en general, te sientes mucho mejor luego de hacer ejercicio. Se sabe que la ira influye en el proceso de toma de decisiones, por tanto una rutina de actividad física es una herramienta que puedes utilizar para que tus elecciones no sean precipitadas y arriesgadas.

 Ejercicios en la oficina
Ante todo, estírate, desperézate lo más que puedas sin ningún tipo de condicionamiento. De esta manera te sacudes toda la tensión acumulada durante las horas de trabajo.

  • Lleva el mentón hacia el pecho, así estiras toda la columna cervical y luego lleva la cabeza hacia atrás estirando la parte anterior del cuello. Repite 10 veces.
  • Rota los hombros haciendo movimientos circulares hacia atrás y luego hacia adelante. Estos ejercicios los puedes hacer tanto sentado como de pie.
  • Sentado, tómate del costado de la silla y extiende las piernas contrayendo los muslos, sostiene la contracción tres segundos y afloja volviendo a la posición inicial. Repite agregando un segundo por vez a cada repetición que hagas, hasta llegar a los 12 segundos.
  • Este ejercicio lo puedes hacer sentado o parado. Junta las manos frente al pecho enganchándolas con los dedos, los codos separados del cuerpo. Haz fuerza tirando con las manos hacia afuera, lo que hará que se tense la espalda dorsal, mantiene por cinco segundos y afloja. Repite 10 veces.
  • De pie, piernas separadas ancho de caderas. Sacude los brazos totalmente relajados, como si te estuvieras secando las manos que están mojadas. Intenta mantener el tronco recto, con la mirada al frente, pero sin tensión muscular. Este ejercicio activa toda la circulación sanguínea de la parte superior y, luego de pasado cierto tiempo, de todo el cuerpo, por lo que no tienes límite de repeticiones para hacerlo.

Antes de iniciar nuevamente tus actividades, vuelve a desperezarte y estirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s