En este Post deseo hablar de la diabetes y como con una buena alimentación podemos mejorar y rejuvenecer, espero sus comentarios.

¿Has escuchado la frase “eres lo que comes”? Cada bocado que llega a tu boca se manifiesta en tu cuerpo. Cuando sufres diabetes, cada comida o merienda cuenta. La selección de alimentos puede elevar o mantener tus niveles de glucosa en la sangre. Así mismo la selección de alimentos puede nutrir tus células para prevenir enfermedades y también prevenir el envejecimiento prematuro.

1. Lechuga romana
La lechuga romana es una de las favoritas a la hora de seguir un régimen dietético por su bajo valor calórico, menos de 10 calorías por taza. Pero su mayor ventaja está en su nutrición. Entre las vitaminas que posee se destacan las vitaminas A y C, ambas antioxidantes y antiinflamatorias. Su consumo te protege contra el edema o hinchazón por acumulación de líquido en el tejido de la piel.

La lechuga romana también posee vitaminas B y K.

2. Lentejas
Las lentejas son fuente de proteína libre de colesterol y están cargadas de fibra y vitaminas antioxidantes.

La fibra logra que el proceso digestivo sea más lento, lo que te hará sentir lleno por más tiempo ayudando al control de peso y a lucir una mejor figura. La fibra además es buena para la diabetes ya que retrasa la absorción de azúcares controlando los niveles de glucosa en la sangre.
Los antioxidantes combaten los efectos dañinos de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas que dañan las membranas de las células de nuestra piel.
La piel es básicamente proteína, así que para lucir una piel más lozana, incluye otras variedades de frijoles como los frijoles negros, guisantes, limas y frijoles pintos.

3. Salmón
El salmón es rico en ácidos grasos omega 3. Estudios científicos han comprobado que su consumo ayuda a reducir la presión arterial, bajar los niveles de triglicéridos en la sangre y reducir las enfermedades coronarias. Este pescado también previene algunos tipos de cáncer y disminuye el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

El salmón además de ser delicioso ayuda a mantener la juventud e inteligencia ya que es bueno para la piel y gracias a su contenido en omega 3 ayuda al funcionamiento de las neuronas.

4. Tomates
Los tomates se destacan por sus propiedades antioxidantes. El pigmento rojo en el tomate indica la presencia de licopeno, antioxidante que ayuda a reducir el envejecimiento de las células, previene algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Los tomates son fuente de vitaminas C y A, buenas para tu piel. Si eres diabético puede que tus heridas tarden más en sanar y tu piel estar en riesgo de infecciones. Las vitaminas A y C ayudan a que sanen rápido tus heridas y a formar tejido cicatricial.
La vitamina A es importante para tu salud visual, mejora la visión y previene trastornos oculares como la degeneración macular senil, el glaucoma y las cataratas.
Cuando consumas tomate en ensaladas, recuerda agregarle aceite de oliva, las grasas ayudan a la absorción de sus nutrientes.

5. Avena
La avena es un alimento que tu cuerpo absorbe más lento lo que permite un mejor control de glucosa en la sangre. Por ser alta en fibra, te hará sentir lleno por más tiempo para el control de tu peso.

Entre sus vitaminas se destacan la vitamina B1, proteína, calcio, hierro, magnesio, zinc, cobre, manganeso, tiamina y vitamina E, para una piel saludable.

Anuncios